Aluminios Franco, ante todo profesionales

Las empresas actualmente tienen que competir con muchos rivales, pero la experiencia siempre es un grado y Aluminios Franco llevan desde 1975 como fabricantes y distribuidores de aluminio en sus variadas aplicaciones. Este material vale para sectores como el de la construcción, industria, transporte, etc.

Al contar con una gama amplia en cuanto a perfilería y chapa, han ido evolucionando su oferta siempre pensando en las necesidades de cada sector. Estos productos son fabricados por empresas de lo mejor en nuestro país, siendo líderes en el tratamiento y la extrusión del aluminio. Con ellos llevan trabajando desde sus comienzos, así que su fiabilidad está fuera de toda duda.

Ellos cuentan con cuatro almacenes en el litoral mediterráneo, conscientes del gran volumen de pedidos que tienen. El tener productos de gran calidad y pioneros en el sector, hace que siempre estén preparados para las nuevas necesidades que tienen sus clientes.

Su filosofía es clara, dar a los clientes esa calidad que buscan, comodidad y satisfacer sus necesidades. Destacan por su compromiso a nivel medioambiental, donde apuestan por contar con materiales limpios, de poco mantenimiento y reciclables totalmente.

Instalaciones y personal

Un aspecto que merece la pena reflejar es el gran dinamismo y competitividad que tienen sus profesionales, algo que es fundamental si se quieren alcanzar las metas establecidas por la empresa.

Sus instalaciones tienen cuatro almacenes, de ellos dos están en Cataluña, uno en Valencia y la sede central se sitúa en la Ciudad de Murcia. En total son más de 7500 metros cuadrados para almacenar, además de que cada centro que tienen, cuenta con la infraestructura necesaria para lograr una buena calidad a la hora de tratar sus producto.

La innovación siempre presente en sus productos

Uno de los productos estrellas por ejemplo es Etalbong, muy avanzado y que tiene las características perfectas para fomentar la creatividad en el diseño de arquitectura. Se pueden crear superficies curvas y planes en colores vivos, los cuáles dan un toque elegante y atrevido, tanto en los edificios antiguos como en los nuevos.

Etalbong es un material de gran flexibilidad y atractivo, siendo la solución perfecta para revestir las superficies interiores y exteriores, tanto en nuevas construcciones como para la rehabilitación. Hablamos de un material de gran rigidez, ligereza y resistencia, que tiene grandes propiedades aislantes, lo que hace que aumente la eficiencia energética en los edificios.

Además del atractivo estético, es sencillo el montaje, lo que hace de Etalbond un producto muy cómodo de instalar y confeccionar, lo que garantiza un acabado realmente perfecto.

De igual manera, los paneles no necesita un mantenimiento, ya que su limpieza es el menor de los problemas existentes.

Más detalles técnicos

Este material, el Etalbond es un panel tipo sándwich que lo forma un núcleo de polietileno no tóxico situado entre finas láminas de aluminio. Está fabricado con elementos no tóxicos y con la ventaja de que el aluminio es un material totalmente reciclable. Los paneles composite son perfectos para satisfacer las necesidades de un sector que realmente es de los más preocupados por el medioambiente.

Este material aporta una alta eficiencia energética a los edificios, encajando dentro de los nuevos cánones constructores, donde se busca un menor consumo de energía en el edificio. Es un producto bastante ligero y que se puede poner de manera sencilla en la obra y que da más seguridad mientras que se instala, protegiendo a la vez al edificio toda su vida útil.

Acorde a las normativas

Cada vez hay más normativas sobre seguridad, y este producto con su núcleo mejorado es capaz de cumplir con los requisitos más estrictos de las clasificaciones de incendio. Al ser complicado de inflamar, logra mantener al mismo tiempo la totalidad de las características importantes, caso de la resistencia a la intemperie.

Estamos ante un material de lo adecuado y con muchas aplicaciones a los más diversos sectores. Podemos aplicarlo a la construcción de fachadas, rehabilitación de edificios, rótulos, señalización, etc. Todos estos son algunos de los ejemplos que demuestran que es un producto que da muchas soluciones de lo más interesante.

Esperamos que cunda el ejemplo y empresas con tanta profesionalidad abunden, sin duda es la mejor manera para que crezca un negocio, con los clientes satisfechos. Lo demás siempre llega.