Buenos profesionales y además ecológicos

Mucha gente se lo toma a chufla. Pobres ignorantes. Pero yo cada vez estoy más concienciado con el medio ambiente. Solo hay que ver el aumento de las temperaturas, el aumento de las catástrofes naturales, como por ejemplo el terremoto de Ecuador, para comprobar que no es cosa de bromas. Por eso, tengo claro que para que compre en una empresa, además de tener calidad y profesionalidad, hay que tener conciencia ecológica. Una empresa que aúna las dos cosas es Plásticos Alhambra.

Y lo hace en un sector que tiene que tener mucho cuidado, ya que según los estudios, las bolsas de plástico es uno de los productos que más daña el medio ambiente. Por eso, es para aplaudir que se elaboren bolsas que no dañen nuestro entorno. Una visita por la web de este fabricante de bolsas de plástico te hace sentir más tranquilo al comprobar que aún hay empresas que piensan un poco en la naturaleza. Se puede comprobar muy fácilmente, seguro que si tienen algún certificado ecológico lo van a anunciar a bombo y platillo en su página web. Así pues, si ves que hay silencio en este tema, tendrás que intuir que es que no tienen conciencia ecológica.

Uno de sus productos estrellas son las bolsas bio. Estas necesitan unos meses para degradarse y ser absorbidas por el medioambiente. Incluso, según la normativa, deben ser biodegradables y reutilizables como abono, lo cual también ayuda al desarrollo sostenible. De ahí que sean las que menos contaminan y por las que apuestan la mayoría de los fabricantes de bolsas de plástico.

shutterstock_267016706reducida

Calentamiento de la tierra

Todos aquellos que dudan de estas cosas se preguntan si este tipo de bolsas biodegradables soluciona el problema de la contaminación. Hombre, está claro que solucionarlo no, pero que evita seguir teniendo problemas. Por ejemplo, las bolsas bio evitarían que siguieran pasando los problemas que generan las de plástico. Los datos son demoledores, ya que se generan 100.000 toneladas de residuos que se trasforman en 440.000 toneladas de dióxido de carbono (CO2) que es el principal causante del calentamiento global, uno de los causantes de que a la tierra le quede cada vez menos tiempo, la última noticia es que se desvía el eje de rotación de la tierra. Miedo me da.

Muchas de estas bolsas permanecen flotando en el mar y son causa de la muerte de miles de animales todos los años, por comerlas pensando que son alimento o por enredarse con ellas y asfixiarse. Siempre recuerdo el capítulo de Los Simpson, cuando los delfines sufrían con el envase de plástico que une las latas.

Está claro que entre todos el problema de las bolsas de plástico se podría paliar con las bolsas biodegradables. Hay que pensar en el futuro y siempre hacerlo en verde, porque aunque nosotros no vamos quedarnos sin tierra, quizás nuestros hijos, nietos o bisnietos sí lo tengan que padecer. Por eso, os recomiendo que hagáis como yo, a la hora de comprar, mira siempre si es una empresa con conciencia verde.