Factores importantes a la hora de elegir restaurante

Cuando estamos alrededor de una mesa y tenemos una suculenta comida delante, podemos ver toda clase de cosas. Desde reuniones ejecutivas, reencuentros con amigos, peticiones de matrimonio, etc. Todo esto hace que sea importante contar con un buen restaurante para que la comida o cena, sea de lo más exitosa. Pero ¿qué factores realmente importan?

Ambiente

En ocasiones decimos que se come con la vista, por lo que se hace evidente que cuando entramos en un restaurante, es importante que solo con un vistazo nos llame la atención. El local debe estar limpio, cuidado y deberá ser moderno. Todo esto hará que tenga buena consideración por los posibles clientes desde el primer momento.

Servicio

El personal de un restaurante suele decir mucho del propio local en el que uno se encuentra. Son las personas al final con las que vamos a tratar mientras que comemos o cenamos. Fundamental que el servicio tenga amabilidad, donde además de ser respetuoso deberá hacernos sentir a gusto. Así la comida va a sabernos mucho mejor.

Dónde se encuentra

Algo importante también es que el restaurante por el que optemos esté bien situado y tenga un buen acceso para todos los invitados. Antes de la inauguración del local, una de las preocupaciones más importantes debe ser que esté localizado en una buena zona.

La relación calidad /precio

A todos nos gusta comer buenos productos, pero a precios razonables. Esto es importante tenerlo en cuenta cuando queremos elegir un buen restaurante. El precio deberá ser ajustado y siempre es fundamental no sentir que pagamos por plato más de lo que cuesta en realidad.

A veces tendemos a pensar que los precios de comidas de fusión o japonesa son elevados, pero también hay que tener en cuenta los ingredientes. Lo principal es que sea ajustado a la calidad que percibamos.

Comida

Es algo que puede parece evidente, pero de nada vale que tengamos un entorno atractivo  o que el servicio sea amable y eficaz si la comida realmente no está a la altura. Elegir un restaurante que tenga buena calidad en la oferta y una carta variada siempre es un plus.

Enso Sushi

Este restaurante, Enso Sushi es referencia en la mejor cocina japonesa, contando con Antonio Bernal, que ha sido un precursor de la experiencia cultura, social y gastronómica japonesa. Esto podemos verlo en cualquiera de sus restaurantes, donde llegan a contar con más de 20 pescados de calidad sashimi, algo único en el viejo continente.

Un buen producto siempre va a ser un inmejorable catalizador de sensaciones. Los detalles, matices y valores al final cuentan y mucho.

La cultura gastronómica japonesa

Al ser Japón un archipiélago, debemos dejar clara la gran influencia que tiene el mar, lo que ha ayudado a que se tenga una pasión por el pescado fresco enorme, llegando a comerlos crudos. En Occidente tenemos cierto miedo a probar pescado crudo fresco al ser algo que no hemos interiorizado.

A pesar de ello, el sashimi o sushi, que es como se llaman a estos platos de pescado crudo, están entre los mayores manjares de la gastronomía de aquel país. Al prepararlo se necesita ua técnica especial y profesionalidad, debiendo tener una presentación impecable.

Pese a que Japón es sinónimo de tecnología, muchas de las tradiciones siguen vigentes, y la gastronomía es una de ellas. La cultura gastronómica del país del sol naciente es una experiencia difícil de olvidar y lo mejor es dejarse llevar por nuestros cinco sentidos, teniendo cuidado con el Wasabi, pues es de un picante de gran intensidad, empleándose como antiséptico y no debiendo tomarse en exceso, pues puede hacernos vivir extremas emociones.

No debemos dejar de recordar que algunos platos famosos como el arroz con curry, el tempira o la fritura de verduras y pescados han sido platos introducidos por influencia de Portugal o la India, han sido interiorizados en Japón.

Está claro que el éxito de la comida japonesa no ha sido flor de un día y cada vez hay mayores fans de este tipo de comida, sus bazas son un exquisito y diferente sabor que merece la pena probar. Hay que ir con la mente abierta y simplemente dejarse llevar, pues es la mejor forma de disfrutar de la experiencia.