Los dulces de Navidad más tradicionales

La navidad es esa época en la que la dieta y el gimnasio cobran un segundo plano, para dejar espacio a cantidades ingentes de gambas, solomillos y dulces. Es la única época del año en la que te sientes orgulloso de esos kilos de más, que luego tanto cuestan de perder en enero, claro está para aquellos que acaban yendo al gimnasio.

Como decíamos, la navidad es un momento especial, en el que las familias se reúnen para cenar o comer platos deliciosos. Lo más tradicional de la navidad son los postres que se hacen exclusivamente para esta época del año, algunos de ellos se hacen a mano y otros se compran ya listos en las panaderías.

Existen panaderías que fabrican sus panes y bollos bajo la filosofía de la salud, como El Molí Pan y Café, una francicia de panaderías y cafeterías que presentan un ambiente cálido y moderno que invita a disfrutar de un buen café acompañado de una exquisita pieza de bollería recién horneada.

Las marquesas son unos bizcochitos que se elaboran a base de almendra molida. Son verdaderamente deliciosas, suaves y esponjosas. Se suelen hacer en unos moldes de papel especiales, cuadrados y de poca altura, que no son fáciles de encontrar. Así que, usad moldes para magdalenas comunes, el resultado será igualmente bueno.

Los postres más tradicionales

Un gran clásico de las pastelerías en época navideña son las glorias de yema, un híbrido entre las yemas y las figuritas de mazapán.Se funden en la boca, ideales para acompañar el café de sobremesa o para un picoteo dulce de postre. Quizá llevan un poquito de tiempo y son entretenidos de hacer, pero su sabor casero y a buenos ingredientes compensan el trabajo.

No puede faltar el turrón en este recopilatorio y, por sencillez y porque es el mejor para adentrarse en el mundo de los turrones caseros, he optado por incluir el turrón de chocolate crujiente. No encarna dificultad alguna, se elabora con ingredientes muy básicos y sencillos de encontrar y admite múltiples variantes. Todo ventajas ¿no creéis?

Quienes tienen tiempo, ganas y curiosidad por probar a elaborar un dulce tradicional navideño, no tan popular como los anteriores, encontrarán en las tortas de manteca la propuesta perfecta. Se necesita mimar la masa durante todo el proceso y tener paciencia. Pero el esfuerzo merece la pena, a la vista está.

Imposible resistirse a la tentación de meter mano a una bandeja de nevaditos caseros. Un dulce que se deshace en la boca, delicado y suave. Aunque los podemos encontrar en las tiendas de alimentación durante todo el año y los comerciales están muy conseguidos, no hay nada que se pueda comparar a los que salen de nuestros hornos. Nada como hacer la prueba para comprobarlo por vosotros mismos.

Otro de nuestros dulces navideños más tradicionales y tan fáciles de preparar, que no puedo dejar de recomendar (de nuevo) que os animéis a hacerlos en casa. Aunque los tradicionales se elaboran con almendra molida, esta receta de mantecados de avellana es excepcional. Tienen una textura y un sabor fantásticos, seguro que después de hacerlos una vez ya no volveréis a comprarlos.