El whisky, mejor si lo tomas en un vaso Deluxe

Después de un duro día de trabajo no hay nada que apetezca más que relajarse con una buena copa. Hasta hace poco la bebida preferida por los españoles y españolas para poner fin a su larga jornada eran las tradicionales cañas, pero los tiempos cambian y ahora parece que nos van más los combinados de Gin Tonic o el siempre clásico Whisky on the rocks.

Los bares de tapas y tabernas ahora tienen que competir con un nuevo tipo de establecimiento especializado y próximo a las oficinas y centros de trabajo, por lo que se convierten en una alternativa ideal para disfrutar de un par de horas con los compañeros en un ambiente distendido y más natural. El local preferido de estos habituales del after work suele ser el club, lounge bar, pub o coctelería más chic de la zona y en cuanto a su bebida, podría decirse que la moda del gin tonic está perdiendo tirón y lo que ahora triunfa es le whisky.

A mí personalmente me encanta el whisky, es mi bebida favorita y no es que me ponga morada ni nada, pero un trago de buen whisky al salir del trabajo es mano de santo para llegar a casa relajadita y dormir de un tirón. Por eso todos los días me tomo uno con mis compas de curro y creo que estas reuniones fuera del ambiente laboral han contribuido significativamente a fortalecer nuestra amistad, nos llevamos muy bien y hacemos muchas cosas juntas.

Cerca de la oficina tenemos un lounge bar que tiene una selección de whisky impresionante, de lo mejor que he probado, y servido en los vasos perfectos, GIONA Premium Glass, una marca de cristalería profesional que crea su gama de productos basados en los principios de la marca, diseño, calidad y resistencia. Sus copas y vasos, de whisky, cóctel o combinados se elaboran con cristal de máxima dureza y transparencia, mediante una tecnología de fabricación muy exigente. Me gustan tanto que le dije a los dueños que me consiguieran unos cuantos para mí y ahora adornan maravillosamente el mueble bar del salón. Exportcave es la empresa distribuidora, una compañía innovadora, especializada en el diseño y comercialización de productos para el mercado de bebidas, que pretende dotar a la hostelería de productos de calidad, que permitan ofrecer un servicio diferenciado.

Porqué el whisky, amigas y amigos, es muy importante beberlo en un vaso con clase, de cristal de calidad, ya que mejora su sabor, conserva todo su aroma y mantiene la temperatura.

Algunas curiosidades

El cine ha compartido protagonismo con infinidad de películas a lo largo de la historia, pero sobre todo en films ambientados en la época de la ley seca y el tráfico ilegal surgido a partir de la misma, y protagonizados por actrices y actores emblemáticos como Rita Hayworth,  Humphrey Bogart, o James Cagney.

Los violentos años 20, The Seven Year Itch,  Whisky Galore,  Lost In Traslation, o The Angels´ Share, han hecho su pequeño homenaje a esta bebida de origen celta. Algunas de las mejores series también le han dado un papel importante al elixir, como por ejemplo Braking Bad, Family Man o Mad Man.

The Angles´ Share película dirigida por Ken Loach y estrenada en el año 2012, es una auténtica oda al preciado elixir de hecho el título “La parte de los ángeles” significa, la parte que se evapora de cada barrica de whisky, que según la leyenda sería la parte que se llevarían los ángeles.

Lo que no cura el whisky no tiene cura

Mark Twain

Y es que beber whisky con moderación tiene enormes beneficios para la salud, cosa que ya sabían los celtas y por eso le dieron ese nombre que deriva de la palabra uisge beath y que significa “agua de vida”.

El whisky es un potente antioxidante y tiene propiedades anticoagulantes y desinfectantes  por lo que beber un trago cada día previene las enfermedades cerebrovasculares, los infartos, reduce el colesterol, mejora la memoria, ayuda a curar las heridas y reduce el estrés,

Por eso, al final de su vida, Bogart se lamentaba.  “Nunca debí dejar el whisky escocés por el Martini” fueron sus últimas palabras