7 consejos para un divorcio con niños

Divorciarse es un proceso complicado en cualquier caso, pero todavía lo es más si hay niños. Por eso, en este artículo hemos reunido algunos consejos para que el divorcio sea lo menos doloroso posible para los pequeños.

  1. Evitar las discusiones delante de los pequeños

La cuestión más importante para evitar que el divorcio afecte lo mínimo posible a vuestros hijos son las discusiones. Debéis evitar discutir delante de ellos ya que les puede generar un gran malestar y afectar a su estado anímico.

Así que a pesar de que como pareja todo se haya acabado debéis mantener la compostura delante de vuestros niños. Y hablar después las cosas en privado. Esto puede costar, pero es lo mejor para todos.

  1. Comunicar la noticia a los niños cuanto antes

Parece que no pero los niños se dan cuenta de las cosas. Así que no retrases demasiado el momento de comunicar la noticia a los pequeños. Es mejor que lo hagáis los dos juntos como una familia y expliquéis a los niños la decisión y qué va a pasar a partir de ahora. Porque está claro que su vida va a cambiar.

  1. Responded todas las preguntas

Seguro que los niños tras comunicar la noticia os hacen multitud de preguntas como ¿con quién vamos a vivir?, ¿papá o mamá se van a ir? o ¿vamos a cambiar de colegio?. Si tenéis respuesta es importante que las respondáis para transmitir seguridad y calma en los niños. Pero si todavía no habéis decidido algunos aspectos es importante que seáis transparentes y les digáis la verdad. En ningún caso debéis mentir porque a los niños les hará todavía más daño.

  1. No alteréis sus rutinas

Una vez que comencéis con los cambios del divorcio como la separación de la vivienda es importante que no se alteren las rutinas de los niños. Y es que bastante cambio van a sufrir ya sus vidas como para alterar también su día a día.

Así que si todos los días se van a dormir a las 10 hacerlo también ahora. O si desayunan a las cinco intentar cumplir este horario. Y es que puede parecer una tontería pero a los pequeños les será de gran ayuda.

  1. Dejad claro el amor a vuestros hijos

Por supuesto, a pesar de que el proceso de divorcio en una pareja sea complicado para los niños tenéis que dejar claro que el amor por ellos no va a cambiar. Porque el cariño y el amor por ellos es lo que os mantiene como familia y lo seguirá haciendo.

Además, es normal que los niños reclamen más atención y cariño durante el proceso. No dudéis es dárselo y demostrárselo cada día.

  1. No busquéis rivalidad

Muchas parejas cuando se divorcian se convierten en rivales. Y eso es un error profundo, especialmente cuando hay niños. Porque los pequeños van a ser los que realmente paguen los platos rotos.

Así que si os lleváis mal intentar al menos poner un poco de vuestra parte para tener una comunicación fluida por el bien de los niños. Porque vais a tener que soportaros al menos hasta que los niños sean mayores de edad, así que mejor hacerlo sin rivalidad ni odio.

  1. Intentar llegar a un divorcio de mutuo acuerdo

Y el último consejo a la hora de tener un divorcio con niños es intentar llegar a un acuerdo, ya que siempre es más rápido y menos doloroso que un proceso contencioso. “Las peticiones de divorcio de mutuo acuerdo pueden ser por ambos cónyuges o por uno con el consentimiento del otro. En ambos casos las peticiones deben ir acompañadas de la certificación de inscripción del matrimonio y, en su caso, las de inscripción de nacimiento de los hijos en el Registro Civil, así como la propuesta de convenio regulador conforme a lo establecido en la legislación civil y el documento en que el cónyuge o cónyuges funden su derecho, incluyendo, en su caso, el acuerdo final alcanzado en el procedimiento de mediación familiar. El proceso es mejor que esté guiado por un abogado de familia para evitar problemas y acelerar el procedimiento en la medida de lo posible”, explican desde Sotomonte Legal, bufete de abogados en Tenerife especialista en accidentes de tráfico, derecho civil y derecho de familia.

Estos son los mejores consejos para un divorcio con niños. Pero a pesar de que los sigas el proceso puede ser muy duro y complicado. Aunque pasado un tiempo seguro que ves todo como un bache más en el camino.