7 consejos sobre cómo elegir tu embalaje profesional

Todo el mundo sabe que la forma en que la ropa cuelga de las perchas en las tiendas y qué productos se muestran en la parte superior de la página en una tienda web es importante. Lo que vemos tiene un gran impacto en nuestro comportamiento de compra, tanto consciente como inconscientemente. Pero los consumidores de hoy también se preocupan por cómo se empaquetan los productos.

Afortunadamente, el embalaje es algo que puede controlar, ya que no solo influye en el comportamiento de compra, sino también en las percepciones de tu empresa y marca.

De hecho, un estudio ha demostrado que el 41% de tus clientes volverán a comprar un producto debido al diseño del embalaje. Por lo tanto, usar el tiempo para desarrollar un diseño que transmita tu marca puede dar sus frutos. En esta guía, proporcionamos 7 consejos sobre cómo elegir tu embalaje.

1. Haz coincidir tu embalaje con el comportamiento y los valores de tu grupo objetivo

Cuando conoces a tu grupo objetivo por dentro y por fuera, tendrás una idea más clara de cómo debe verse el diseño del embalaje y en qué enfocarse. Se trata de hacer coincidir el diseño de su empaque con los valores de tu cliente, no solo su comportamiento, sino también su estilo de vida en general. Por lo tanto, dedica algún tiempo a identificar las preferencias de tu grupo objetivo.

Si tienes clientes de alto gasto a los que les gusta el lujo, puedes elegir una bolsa de transporte de alta calidad con una impresión lujosa. Por otro lado, si tus clientes son conscientes de los precios y no están demasiado interesados en un estilo de vida en particular, una bolsa de transporte estándar sin logotipo podría ser la opción correcta. Tal vez tu grupo objetivo es parte del creciente número de consumidores que son conscientes de elegir productos respetuosos con el medio ambiente, por lo que podrías puede elegir papel o plástico reciclado.

2. Considera tu marca

La comunicación efectiva requiere una comprensión clara de su marca. Es esta comprensión la que lo ayuda en el camino hacia la búsqueda de la solución de embalaje adecuado, ya que ayuda a comunicar tu marca y valores.

Mira el embalaje como un atuendo para tus productos. Es lo que se ves primero, por lo que es vital que refleje tu marca. Es por eso que debes ser consciente de lo que representa tu marca y qué valores son importantes para tu negocio.

Hasta el 70% de los consumidores forman su impresión de tu marca basándose únicamente en el embalaje.

3. Establece cuáles serán los requisitos prácticos

Su embalaje tiene un largo viaje desde el embalaje de los artículos en tu tienda o almacén hasta las manos de sus clientes. Para que el diseño de tu embalaje tenga éxito, es importante que también conozcas todos los requisitos prácticos.

Las necesidades de embalaje varían según el tipo de producto y el segmento de clientes que tengas. Si tienes una tienda web aparte de tu tienda física, debe recordar pensar en el embalaje para el envío. Puedes considerar pensar en lo que su embalaje debería poder hacer:

  • facilitar el transporte de productos y la devolución si es necesario
  • proteger los productos
  • ocupar el menor espacio posible cuando se almacena.

Debes pensar si necesitas embalaje para tu tienda física o si tienes productos que deben enviarse a todo el país o internacionalmente.

También debe ser consciente del tamaño y el peso de tus productos. Si el producto es frágil, deberá tener un embalaje especial.

Debe ser fácil de usar para el cliente, proteger el producto y también puede tener una etiqueta prepagada. Hace que el proceso de devolución sea lo más sencillo posible para el cliente, y puede ser el factor decisivo para que el cliente vuelva a visitar tu tienda web.

4. La practicidad y la apariencia deben trabajar juntas en el diseño de tu embalaje

Piensa en marcas como Adidas e Ikea. Probablemente ya puedas ver las rayas del logotipo de Adidas y los colores azul y amarillo de Ikea. Todos conocemos logotipos de los que solo se necesita ver un pequeño ápice antes de reconocer la empresa.

Lo mismo ocurre con el embalaje. Reconocemos rápidamente bolsos, envoltorios de regalo o cintas de una empresa determinada. Han marcado su negocio, incluido su embalaje, y sabemos exactamente de dónde provienen los productos. Tu marca se puede expresar a través del diseño de tu embalaje de varias maneras:

  • Material
  • Forma
  • Color
  • Gráficos o Logo

Siempre puedes obtener ayuda de tu proveedor de embalajes, pero aquí hay algunas consideraciones para ser más consciente de cómo puedes usar el embalaje en tu marca.

  1. Material: El material juega un papel importante cuando se trata del diseño de tu embalaje. Un 67% de los consumidores dice que el material de embalaje influye en el producto que eligen. Cuando eliges el material perfecto para tu embalaje, debes considerar tanto la practicidad como la apariencia. También puedes pensar en sostenibilidad eligiendo un material que tenga menos impacto en el medio ambiente que los materiales tradicionales.
  2. Forma: Puedes facilitar el empaquetado de tus productos utilizando una caja para productos con diferentes contornos, pero también puede ser posible usar la forma de tus productos para crear un embalaje único.
  3. Color: El color puede evocar ciertos estados de ánimo y emociones en el espectador. Los colores llamativos a menudo dan una impresión de energía y felicidad y pueden ser una excelente manera de captar la atención de las personas. Los colores delicados pueden dar la impresión de un producto más sensual y, por lo tanto, tienen un valor de marca diferente. Ten en cuenta qué colores utilizar en tu embalaje para que coincidan con tu marca, se adapten a tu mercado objetivo y envíen el mensaje correcto.
  4. Gráficos o Logo: Los gráficos fuertes son un comunicador fuerte. Solo piensa en la marca deportiva Nike: la compañía abandonó las letras y se centró únicamente en el reconocimiento de la forma: la icónica marca Nike. Los gráficos en su embalaje deben apoyar la identidad de tu marca. Tal vez los gráficos exigen atenciones y están llenos de energía, o tal vez solo necesitan ser sutiles y elegantes. Como punto de partida, es una buena idea mostrar tu logotipo en tu embalaje.

5. Encuentra el equilibrio adecuado entre valor de marca, calidad y precio

Para garantizar una solución de embalaje buena y duradera, te recomendamos que consideres el precio del embalaje como parte de tus costos de producción. En la mayoría de los casos, el embalaje es indispensable y, por lo tanto, tiene una influencia casi tan grande en las percepciones de los clientes sobre tu marca como el producto en sí.

Cuando consideres el precio, piensa en el tipo de embalaje que se adapte a tus necesidades, ya sea un diseño especial o si proviene de una gama estándar. Esto puede tener un impacto en el precio. Ambos tipos de diseño tienen sus ventajas y desventajas, y se trata de elegir lo que se adapte más a tu negocio que al coste.

El embalaje personalizado suele ser más caro que una solución estándar, pero la inversión seguramente aumentará tu potencial de ventas y la visibilidad de los valores de tu marca, ya que el embalaje tendrá un aspecto y una función únicos.

El embalaje estándar generalmente ya está en stock o es muy rápido de producir, lo que lo hace más barato y rápido. Con cuidado y pensado bien el detalle, puedes hacer que tu marca sea visible a través de un embalaje estándar, y ahorrar en los costos de un diseño personalizado.

6. Tener en cuenta el tiempo de producción y entrega

Según indican los profesionales Zoloplast, el tiempo de entrega de tu embalaje se compone de varios factores, incluyendo:

  • el material que has elegido.
  • qué cantidad tan grande necesita.
  • lo complejo que es producir tu embalaje.

Antes de llegar a la producción y entrega de tu embalaje, generalmente tienes que pasar por un proceso de diseño, en el que tu diseño se desarrolla y discutes en colaboración con tu proveedor de embalaje.

El desarrollo y las pruebas de envases de nuevo diseño suelen tardar alrededor de tres meses.

7. Elige a tu proveedor cuidadosamente

La elección del proveedor para tu embalaje también tiene un impacto en el tiempo de producción y entrega, sin mencionar cómo se verá su producto final en términos de diseño y calidad. Tus necesidades pueden variar desde envases lujosos e innovadores hasta envases más básicos y estándar. Por lo tanto, debes buscar un proveedor que tenga experiencia con tu sector y necesidades.

También debes verificar si el proveedor tiene experiencia en tareas anteriores que sean similares a las que necesitas. Los proveedores experimentados a menudo pueden ahorrarte tiempo y dinero.

Conclusión

El embalaje adecuado ofrece a tus clientes la mejor experiencia de compra posible, lo que aumenta la lealtad del cliente y los ingresos a largo plazo. Hasta el 30% de las empresas experimentan un aumento en los ingresos al mejorar sus envases.