Consejos para comprar un generador

Cuando pensamos en adquirir un grupo electrógeno, solemos tener dudas sobre qué clase de motor puede ser el más recomendable. Suele decantarse por motores diésel o gasolina, siendo un factor importante antes de hacer una inversión cuando no se quieren llevar sorpresas inesperadas luego.

Vamos a ver las ventajas e inconvenientes de los motores diésel o gasolina

Precio

Cuando hablamos de precio, la victoria creemos que es para el motor de gasolina. Actualmente, el motor diésel llega a ser más o menos del doble de costoso de lo que es el de gasolina. Las diferencias de precio aparecen para comprar cualquier máquina o vehículo que funciona con motor diésel si lo comparamos con el precio de uno de gasolina.

Duración y averías

Este puede ser un tema controvertido, pues depende de múltiples factores, pero debemos saber que a nivel estadístico, los motores diésel suelen durar más que los de gasolina.

Los motores diésel cuando se averían tienen componen sofisticados o complejos que los motores de gasolina no tienen.

A nivel de costes de mantenimiento, no hay mucha diferencia entre los dos, pero los repuestos y consumibles de los motores diésel son más caros que los que tienen los motores de gasolina.

Combustible

En este sentido hay que distinguir entre el precio y la seguridad. Si se habla de precio la gasolina es más económica cuando sale de la refinería, pero los impuestos que son aplicados a dicho combustible terminan haciendo que el precio finalmente sea más alto que el del diésel, lo que hace que sea mucho más barato para los usuarios finales.

En cuanto a la seguridad es mayor la volatilidad de la gasolina, de tal manera que a temperatura ambiente es posible que se inflame con más facilidad, algo que no ocurre con el diésel.

Consumo

Las diferencias en este sentido en cuanto al consumo se han ido acortando, pero el motor diésel es un vencedor que creemos claro, pues consume menos combustible.

El motivo fundamental es que el ciclo termodinámico que usa el motor diésel rinde más frente a los de gasolina. No olvidemos que la válvula de mariposa de estos motores tiene una serie de pérdidas en cuanto a la admisión, especialmente la carga parcial.

Los combustibles diésel disponen de más densidad a nivel energético. Con ellas se puede obtener mayor energía por litro de combustible usando diésel, lo que termina implicando menor cantidad de consumo, pero no más potencia.

Vibraciones y ruido

Como hemos dicho, los motores diésel tienen un trabajo a presión mayor, lo que hace que produzcan más vibraciones en el motor.

Esta vibración pasa a propagarse al chasis, lo que hace que hagan más ruido que los motores de gasolina que hacen menor cantidad de ruido. El caso es que las diferencias pasan a igualarse cuando se incremente la velocidad de trabajo en los dos motores.

Cuando se habla de ruidos o de vibraciones en las motorizaciones de diésel o de gasolina en los grupos electrógenos debemos tener claro que se contrarrestan con los elementos y medidas de supresión, que tienen los insonorizados.

Conclusiones

En este sentido debemos tener claro que, como nos dicen los profesionales de bonanzamotor.es, es conveniente instalar un motor de gasolina en los grupos electrógenos que vayan a ser usados de manera esporádica, que tengan escasas horas de uso anuales.

Por todo ello va a ser más económico el contar con un grupo electrógeno a gasolina, pues no va a afectar mucho el que sea más cara la gasolina, pues se usará pocas horas al año y será más barato el repararlo.

Por otra parte, es conveniente la instalación de motores diésel en los grupos electrógenos que se usan de manera continua o prolongado, pues que como se usan más número de horas, van a necesitar más cantidad de combustible, por la diferencia existente de precio del diésel en relación a la gasolina que se amortiza rápido al aumentar el precio del grupo electrógeno, respuestos y por el mantenimiento.

Eso sí, por todo ello, parece necesario decir que hay muchísimos fabricantes de grupos electrógenos que lo que haces es no instalar motores a gasolina en la gama de generadores de gran potencia, pues acostumbran a fabricarse con motores diésel, pues esta tipología de equipos están destinados en exclusiva para utilizarse de forma prolongada o continua, con fuentes de energía alternativa o de tipo complementario.

Una vez dicho todo esto, esperamos que os sea de utilidad a la hora de afrontar la gran cantidad de dudas que suelen tener los usuarios cuando les toca adquirir un generador. ¡Suerte con la compra!