Dime qué gallumbo llevas y te diré quién eres

Slips infantiles, boxers roídos de flores o lunares, largos o cortos, hasta los tobillos, ajustados u holgados, de colores o blancos, de algodón, licra o raso, modernos, clásicos o atrevidos… No, no todos los calzoncillos son iguales, y sí, muchas veces dan la risa. Dime que gallumbos llevas y te diré quién eres. Y es que no hay nada peor que tener una cita con un tipo impresionante y en la intimidad, cuando se quita la ropa, ta chan… te encuentras con la sorpresa: calzoncillitos de spiderman, como si de un crio se tratara. Así se le quitan las ganas a cualquiera de intimar más. Y al final, te aguantas, claro, ya que estás, no te vas a marchar sin probar, pero no vuelves.

Y es que la ropa interior no es un fetiche exclusivo de los tíos. A las mujeres también nos ponen los tíos con poca ropa, y si ésta les favorece, mejor que mejor. ¿Habéis contemplado alguna vez a un cachitas con su buena tabletita de chocolate y enfundado en unos maravillosos boxers blancos, y de marca? Pues lo único que podéis pensar es en quitárselos.

Así que, chicos, si queréis triunfar como la mismísima cocacola, os recomiendo que os hagáis con unos bonitos y elegantes calzones, como los que tienen en Lencería Paqui, una tienda de ropa interior online, tanto para hombre como para mujer, que cuenta en su amplio catálogo con la mejor selección de prendas íntimas, de las principales marcas (UNNO, Kalvin Clein, Abanderado), y a unos precios sin igual. Esta lencería, fundada en 1984, cuenta con tienda física en Leganés y Alcorcón (Madrid).

Bóxer o slip, la eterna disputa

El bóxer es el típico calzoncillo inspirado en los calzones de los boxeadores, de ahí su nombre. Son cómodos, elegantes y discretos. Y a mí, en concreto, son los que más me gustan. Se pueden encontrar en el mercado en todos los colores y modelos, aunque, personalmente, me decanto por los siempre clásicos blanco o negro.

Con ellos, el hombre se ve masculino,  a la vez que discreto, y creo que es por eso que a la mayoría de las mujeres nos gusta más.

Están especialmente indicados para practicar deporte u otras actividades físicas, además, al ser ajustados, se amoldan perfectamente a las prendas deportivas.

En esta línea destaca el bóxer brief, que combina estos dos conceptos y que brinda total comodidad y libertad de movimiento, ya que se ajusta al cuerpo a la perfección, siendo por ello, especialmente atractivo, ya que marcan considerablemente la zona de los muslos y el culete.

El brief sencillo,  en cambio, no gusta tanto, ya que aunque permite una total libertad de movimiento, este es un modelo bastante infantil, lo que en la mayoría de las mujeres provoca un cierto rechazo

El clásico slip, es el más odiado por las mujeres de todo el mundo, y es que por muy cómodo que sea, este gallumbo, deja demasiado al descubierto. Y chico, deja un poco a la imaginación, ¿no crees?

Por último tenemos el tanga, sí, el tanga, que no sé ni cómo se atreven a ponerlo, porque si a nosotras no siempre nos queda bien, a ellos ni te cuento… La exposición es absoluta, y totalmente innecesaria. Por favor, hombre, no lo hagas.