Fibra óptica: una necesidad marcada por el trabajo desde casa

Muchas veces, nos quejamos, y con razón, de varios de los aspectos que rodean a la vida cotidiana de nuestro país. Es muy complicado estar de acuerdo con todo y catalogarlo todo como perfecto en el sitio en el que residimos. Siempre hay cosas que van a fallar, pero también habrá otras en las que seamos pioneros y para las que tengamos cierta ventaja sobre los ciudadanos y ciudadanas de otras partes del mundo. La vida no es igual en cada una de las zonas que conforman el mundo y unas veces nos vemos favorecidos por ellas, mientras que en otras salimos mal parados.

En los párrafos que siguen, os vamos a hablar de una de esas cuestiones en las que los españoles y las españolas obtenemos una ventaja con respecto a las personas de otros países. Hablamos, en otras palabras, de la fibra óptica y su potencia, que en España gozan de una muy buena salud aunque no sean muchas las personas que sean conscientes de este dato y de la cantidad de beneficios que tiene para el día a día de una persona que vive en este país. Y es que hay que poner en valor lo que nos hace mejores.

Según una noticia publicada por la página web Xataka, España gozaba en el año 2020 de la red de fibra más potente de toda Europa. Se trata de una noticia excelente y que pone de manifiesto que nuestro país es una verdadera referencia en lo que tiene que ver con este tema a pesar de que, como también apunta el texto, hay todavía algunas regiones que no tienen cobertura y que necesitan mejoras. Eso ocurre en todos los países y es en España donde más esfuerzos se vienen realizando en lo que tiene que ver con la llegada de la cobertura y la fibra a cada uno de sus puntos.

Estamos hablando de un servicio que todo el mundo cataloga como básico en los tiempos que corren. ¿Alguien se imagina lo que sería vivir sin una conexión a Internet de alta calidad? ¿Y sin cobertura? Sería completamente imposible a día de hoy tener que vivir en esas condiciones. La sociedad demanda comunicación y las cuestiones de las que venimos hablando son las que garantizan que esa comunicación se lleve a cabo. Por eso, servicios como la fibra son demandados cada día más por parte de personas de diferentes condiciones.

Si tuviéramos que hacer una lista con las necesidades básicas de los seres humanos en el momento en el que nos encontramos, un porcentaje muy importante de la población señalaría la fibra como una de las grandes prioridades. Desde Oroc nos han señalado que la garantía de una buena conexión a Internet es lo que deja tranquilas a las personas en los tiempos que corren y que esa garantía es la base sobre la que se sustenta la gran cantidad de clientes de los que disponen. Ahora que se ha convertido en habitual un asunto como el teletrabajo, no cabe la menor duda de que la calidad de la señal de Internet que tengamos en casa es algo que nos importa todavía mucho más que antes.

Un teletrabajo que irá en aumento 

Al principio de la pandemia, hubo mucha gente que consideró que el teletrabajo era una manera de trabajar que resultaría idónea solo mientras el confinamiento fuera una realidad y que después, la vida pasaría a ser de la misma manera en la que era antes. Lo que ha sucedido después, en los años que han seguido a la irrupción del coronavirus, nos han mostrado una cara bien diferente a esa que se preveía: las empresas siguen apostando por el teletrabajo y son muchas las personas que todavía a día de hoy siguen realizando sus funciones laborales desde casa.

Así va a seguir siendo. Las empresas se han dado cuenta del ahorro que supone tener a la gente trabajando desde casa. Hay que tener en cuenta que se ahorra una parte considerable de la factura de la luz (un bien que no anda en el mejor precio que se recuerda, ni mucho menos) y que también se puede producir un ahorro en lo que tiene que ver con la demanda de espacio en las oficinas para dar cabida a toda la plantilla. Hablamos de dos ahorros considerables y que marcan la actualidad en lo que respecta a los costes que tiene una empresa para ejercer su labor.

El teletrabajo ha venido para quedarse y todos y cada uno de nosotros y nosotras lo sabemos. Por ese motivo, lo idóneo es que dispongamos de la mejor conexión posible a Internet en nuestra casa. Sacaremos rédito de ello no solo desde el punto de vista del trabajo, sino que también haremos lo propio con el tiempo de ocio. Todo son ventajas y no podemos quedarnos al margen de ellas.