La demanda de servicios relacionados con el aprendizaje de idiomas se dispara en España

La interconexión es uno de los atributos que más y mejor define a la sociedad en la que nos encontramos y no es para menos. Hoy en día, podemos vernos sin problema aunque vivamos en países que se encuentran a miles de kilómetros de distancia y sin necesidad de viajar. El confinamiento y las restricciones al movimiento de viajeros a los que hemos estado sometidos durante el coronavirus ha sido la mejor prueba de ello, porque eso no nos ha impedido vernos, aunque haya tenido que ser a través de una pantalla de móvil o de ordenador.

Esto que os comentamos, en materia laboral, ha traído grandes cambios hasta nuestros días. Por mencionar alguno, os diremos que es más necesario que en ningún otro momento de la Historia el conocimiento de idiomas. Es bastante posible que en la empresa para la que trabajemos haya personas que se encuentren trabajando en otros países, o que incluso nosotros mismos tengamos que desplazarnos de nuestra tierra a otro lado para intentar ganarnos la vida. Eso es algo que se ha convertido en muy habitual en los tiempos que corren y que requiere de que sepamos usar, de un modo correcto, un determinado idioma.

Fijaos cómo tiene que ser una empresa de internacional para ser más grande que 180 países. Eso no se puede conseguir sin personas situadas en diferentes naciones. Ejemplos de empresas como estas nos las ofrece una noticia del diario El País. La noticia, de la cual podréis encontrar el enlace en este mismo párrafo, indica que hay 10 que son más grandes que esos 180 países a los que nos referíamos. Esas entidades son Walmart, State Grid, China National Petroleum, Sinopec Group, Royal Dutch Shell, Exxon Mobil, Volkswagen, Toyota Motor, Apple y BP. Sus ingresos en millones de dólares van desde los 482.130 de la primera a los 225.982 de la décima.

El conocimiento de idiomas, teniendo en cuenta la importancia que le atribuyen las grandes empresas y cada vez más pymes a esto, es una de las necesidades más grandes y urgentes para la población en edad de trabajar en los tiempos que corren. Y es una necesidad que cada vez podemos considerar más imperiosa. Lo confirman desde La Vila Traducciones cuando nos aseguran que llevan varios años de continuo crecimiento en lo que tiene que ver con la demanda de sus servicios.

¿Cuál es el idioma más hablado en materia empresarial?

Podríamos decir que existe una relación entre los idiomas más hablados del mundo y los que se emplean más en materia empresarial. Estamos en un momento en el que las dos cosas tienen una relación que, además, es prácticamente proporcional de una manera directa. Según la página web de Wikipedia, el idioma más hablado del mundo es el inglés con 1.268 millones de personas que lo usan como lengua materna o como segunda lengua. En segunda posición, se encuentra el chino mandarín con un total de 1.119’7 millones, mientras que el hindi cierra el podio con 637,3 millones.

Esos tres idiomas son fundamentales para cualquier empresa de gran tamaño puesto que los mercados de los países en los que se habla es tremendamente grande, es inmenso. Por eso, resulta lógico pensar que exista esa relación de la que os hablábamos en los párrafos anteriores. No cabe la menor duda de que hay que seguir promoviendo los idiomas para hacer de este un mundo en el que exista todavía una mayor interdependencia y comunicación entre todas las zonas del mundo, si es que es posible que sea mayor de lo que ya es.

Nuestro idioma, el castellano, ocupa un más que honroso cuarto puesto que nos abre muchas puertas, especialmente, y como es obvio, en el mercado latinoamericano. Podemos decir que hemos tenido suerte de conocer desde bien pequeñitos uno de los idiomas top en el mundo de los negocios, como lo es este. Pero, ¿podemos conformarnos? Está claro que no. Ni de broma. Debemos aprender otro idioma para terminar de complementar nuestras habilidades comunicativas. Es fundamental para que seamos competitivos en todo el mundo, que es justo lo que necesitamos para tener posibilidades de crecimiento en la sociedad en la que nos estamos moviendo ahora mismo.

Los idiomas van a seguir siendo importantes de cara al futuro. Lo van a ser, si cabe, más importantes de lo que lo son ahora. Nadie tiene la menor duda de eso en el mundo empresarial, un mundo al que nadie tendrá nunca acceso si no es conociendo de una manera amplia, al menos, un par de idiomas que sean diferentes al suyo. Por eso, hay que seguir trabajando y educando en lo relativo a este asunto. Los idiomas equivalen a futuro, a riqueza, a prosperidad. Y eso es lo que termina determinando la posición de un país (y la de una persona) en el mundo.