La digitalización, un servicio más que necesario para las empresas

Los pasos que ha ido dando el desarrollo de la tecnología en los últimos años han sido, sin duda alguna, los más grandes de todos los tiempos y es que cada vez contamos con ordenadores que son exponencialmente más potentes que sus predecesores y que, además, tienen un tamaño y un coste menor, es por ello por lo que cada vez se utilizan más para seguir progresando. Estos supercomputadores de los que os hablamos nos sirven para marcar las líneas maestras de hacia donde dirigimos nuestro futuro, pero no solo eso, sino que también son capaces de lograr cientos de avances en diferentes campos tan importantes como la medicina o la ciencia, los cuales, nunca llegaríamos a tener de no ser por ellos. Es por ello por lo que, gracias a todos estos avances y a sus ramificaciones, vivimos cada día en un mundo más complejo pero que, sin embargo, a efectos prácticos nos resulta mucho más cómodo para todos los seres humanos. Por ello, en las próximas líneas os adentraremos un poco más en la era digital y, para ello, os hablaremos de un concepto que está muy de moda, la digitalización.

Tal y como os hemos adelantado, el término de digitalización es uno de los más candentes en la actualidad y es que todo el mundo está haciendo uso de él para nombrar al proceso que están viviendo. Su uso está extendido, sobre todo, en núcleos empresariales y es que hoy en día ya nadie trabaja con papel y bolígrafo, es por ello por lo que todas las empresas del mundo necesitan actualizarse para poder seguir compitiendo en igualdad de condiciones en un mundo cada vez más difícil debido a la gran competencia que existe en la actualidad entre todas las empresas.

Y es que ninguna empresa es ajena, ni puedo serlo, a los nuevos tiempos que corren y un ejemplo de ello los vemos en la firma Repsol, quien invertirá este año 150 millones para impulsar su plan de digitalización y es que de lo contrario se vería adelantada por la izquierda por sus máximos competidores por el mercado petrolero español. Sin embargo, como no todas las empresas tienen el mismo volumen de negocio que Repsol ni pueden permitirse invertir el esfuerzo del trabajo de cientos de personas para conseguir digitalizar todo su modelo de negocio, Inforges pone a disposición de sus clientes un avanzado software de gestión integral destinado a pequeñas y medianas empresas con el que podrán presumir de tener todas sus tareas en un mismo programa y es que a través de él podrán gestionar compras, operaciones, ventas, servicios, proyectos, recursos, finanzas, contabilidad, inventarios, distribuciones, producción, administración y, por supuesto, gestión y dirección de la compañía. Todo ello en un mismo software, lo que abaratará en gran medida los costes de inversión y de explotación a la vez que permite centralizar todos los procesos en una misma herramienta.

Pero la digitalización va más allá y es que cuando comenzamos con la transformación digital, esta nos obliga a movernos, lo que significa que ya habremos dado un importante paso y es que cuando el movimiento ha empezado, la inercia hace que sea más difícil detenerse. Además, la digitalización trae consigo unos pequeños cambios a la hora de funcionar que vienen aparejados al manejo de datos y es que los datos son conocimiento, y el conocimiento permite tomar mejores decisiones, por lo que gracias a este tipo de procesos tecnológicos no solo estaremos ahorrando mucho tiempo material a la hora de trabajar, sino que también estaremos potenciando que tomemos unas decisiones mucho más realistas y, por tanto, más correctas y mejores para nuestra empresa.

La digitalización y los clientes

Los procesos de digitalización empresarial traen asociados diferentes elementos que, si sabemos potenciarlos, lo cierto es que nos permitirán ganar muchos enteros frente a la competencia. Uno de estos elementos tiene que ver con nuestros clientes y es que, si ponemos a disposición de ellos, bien sea a través de una aplicación o de nuestra página web, toda la información que para ellos es relevante acerca de nuestra empresa, de sus pedidos y, en definitiva de todo aquello que consideren oportuno, lo cierto es que estaremos consiguiendo que su grado de satisfacción con nosotros sea mucho mayor y, con ello, lograremos que repitan ya que han quedado contentos.