La importancia de elegir unas buenas ventanas

Os quiero contar mi experiencia personal. La verdad es que cambiar las ventanas de una casa es una decisión importante, tanto por su coste como por la complejidad. Por eso, si mi relato puede servir a alguien, pues bienvenido sea. Todo comienza en abril cuando mi pareja y yo decidimos que hay que cambiar las ventanas de nuestra casa. La verdad es que estuvimos pidiendo varios presupuestos y al final nos quedamos con lo que nos ofrecía la empresa Replus.

Hablamos de una empresa que se creó en 1989 en una fábrica de 8.000 m2 para fabricar ventanas  y cerramientos en Cocentaina (Alicante). Y oye, eso de ser empresa familiar y que con los años se ha sabido reinventar, me gustó. Un negocio que ha ido adaptándose a los tiempos y que en 2010 se reformó para empezar una red de tiendas distribuidoras por todo el territorio español.

Nada más que llegaron los operarios a ver la casa me recomendaron que pusiera un modelo. En concreto unos Perfiles de PVC de doble junta con diseño de líneas redondeadas. Tenían una serie de características como que eran de refuerzo de acero: Con tratamiento antioxidante, el cual garantiza su durabilidad a lo largo de la vida útil de la ventana. Tenían una sección de hoja 70mm: Esta profundidad permite la ubicación de 5 cámaras de aislamiento, integrándose en un marco de 70mm también con 5 cámaras. Por último, un sistema de foliado a dos caras: Con alta resistencia y durabilidad al paso del tiempo. Y la verdad es que la apuesta mereció la pena.

Certificado de calidad

Además todas las ventanas cuentan con el certificado Passivhaus. Hablamos de unas ventanas que están consideras una de las mejores ventanas de PVC del mercado. Su instalación garantiza un ahorro de energía importante gracias al aislamiento térmico que proporcionan. De este modo, las ventanas certificadas consiguen un ambiente interior más confortable, ya que disminuyen notablemente la presencia de condensación, humedad o la formación de moho. Por otro lado tienen una vida útil mucho mayor que otras ventanas de PVC pues al desaparecer estos elementos dañinos como la formación de moho o la humedad, sufren menos y duras más. Por todo esto considero que son las mejores ventanas de PVC que hay actualmente en el mercado.

 

Así es cómo terminó mi cambio de ventanas, donde la experiencia ha sido magnífica y por eso me gustaría compartirlo. Y luego lo que marca la diferencia fue el trato que me dieron. Sus operarios no dudaron en darme una serie de consejos para el mantenimiento de las ventanas.

Consejos para el mantenimiento de ventanas

Una de ellas es que retirara el film protector después del montaje de las ventanas. Eliminar las salpicaduras de cal y cemento con agua y un limpiador suave. El agua jabonosa permite una limpieza eficaz de la ventana durante toda su vida. No utilice limpiadores abrasivos como: acetona, disolventes, utensilios duros como espátulas o cepillos metálicos.

Además gracias a sus conocimientos como fabricantes de perfiles y ventanas de PVC, saben que lubricar las partes móviles del herraje garantiza que las ventanas se abran y cierren con comodidad, por eso recomiendan dicha lubricación al menos una vez al año.

También me dijeron que apostara por la ventilación. Si se abren al mismo tiempo todas las puertas y las ventanas, se crea una corriente que permite cambiar el aire en 2-4 minutos. Sin embargo, este tiempo no basta para enfriar los elementos de construcción. Una ventilación adecuada permite reducir al mínimo el consumo de energía y ahorrar en calefacción. Y de verdad que lo he notado en la factura eléctrica, algo que al final de cada mes vas a agradecer de lo lindo.

Además como dispone de más de 200 distribuidores podrán revisar el correcto funcionamiento de tus productos e incluso hacer un plan de revisiones periódicas para mejorar la vida de los mismos.

En los últimos años Replus se ha convertido en un referente en cuanto a ventanas de PVC se refiere, y como no podía ser de otra manera sigue evolucionando, innovando y mejorando sus productos. Así que cuando decidas echarte la manta a la cabeza y cambiar de ventanas, piensa que un cambio positivo, y a buen precio, es posible.