Mejora la productividad de tu empresa apostando a la satisfacción de tus empleados

La satisfacción en el trabajo por parte de los empleados resulta fundamental para las organizaciones. Es un factor muy importante que no debe ser descuidado, pues tiene una repercusión directa en la productividad de la empresa, ya que puede estimular la energía positiva, la creatividad y una mayor motivación para el triunfo.

Además, esto se ve reflejado de forma positiva en la participación de los empleados en la empresa, clima laboral y visión de la empresa.

El trabajo ocupa gran parte de nuestro día, tanto a nivel personal como profesional mantenerse satisfecho repercute favorablemente en el estado de ánimo.  Desarrollar una estrategia que permita establecer un buen ambiente laboral y cuyos trabajadores estén satisfechos es un punto esencial para todo negocio.

Así mismo, estudios recientes muestran que las personas que se sienten implicadas en su trabajo y satisfechas a la hora de colaborar con sus colegas, no solo se esfuerzan más en realizar su trabajo, sino que también trabajan con mayor desempeño y de forma más inteligente. Los estudios también constatan que los empleados de mayor edad muestran mayor nivel de compromiso y mayor sentimiento de deuda con la empresa, en contraste con los más jóvenes.

En conclusión, es un hecho que si alguien está sumido en un mar de emociones negativas, él o ella pueden encontrar dificultades de concentración, y dado que nuestras emociones pueden anular nuestra habilidad para tomar decisiones acertadas, esto también puede afectar nuestra capacidad para pensar con claridad. La ira, el estrés y la frustración no son emociones estimulantes. Estas alimentan la tristeza, lo que a su vez conduce a una desconexión de las tareas que se están llevando a cabo. Teniendo en cuenta que entre el 60% y el 80% de los accidentes laborales están atribuidos al estrés. Y es que en definitiva parece evidente que nuestras emociones tienen una gran influencia en nuestra vida tanto en la personal, como en lo profesional.

Sin embargo, también cabe destacar que las emociones positivas demasiado fuertes, afectan de igual modo sobre las personas. Algunos estudios han demostrado que el exceso de satisfacción puede tener un impacto sobre la creatividad de las personas, convirtiéndolas en menos innovadoras y más susceptibles a caer en comportamientos nocivos.

La productividad de la felicidad

Es un hecho que los empleados felices con su trabajo son más productivos. Se concentran mejor y más tiempo en sus tareas, tienen un 65% más de energía, y se incrementa el nivel de compromiso con la empresa, según el estudio “Measuring Happiness at work”, de la firma británica de consultoría iOpener Institute for People and Performance, en el que se encuestó a más de 32.000 trabajadores activos de 90 distintas nacionalidades.

Los índices de satisfacción de los empleados españoles

El estudio Satisfacción laboral – Randstad Workmonitor Q1 – 2016, refleja que el “74% de los ocupados españoles está satisfecho con su puesto de trabajo”, que “los trabajadores más jóvenes son los que más felices se muestran con su situación laboral (81%), y los que menos, los mayores de 45 años (73%)”. Asimismo, se concluye en que “a mayor nivel educativo, más elevado es el grado de satisfacción que registran los profesionales en España”. Así que si quieres tener éxito como empresa, y sobrevivir a los bandazos del mercado, tienes que trabajar en aumentar estos índices. Aquí, algunos consejos para lograrlo.

El efecto fin de semana, o el panorama de satisfacción laboral idóneo para las empresas

El informe Gallup-Healthways Well-Being Index, sobre una encuesta realizada en Estados Unidos, revela que “la mayoría de las personas se siente menos estresada y disfruta más los sábados y domingos”, un fenómeno que los investigadores apodan “el efecto fin de semana”.

Pero hay unos trabajadores que no sufren el efecto de fin de semana. Son aquellos que disfrutan igualmente de un lunes que de un sábado, pues en su lugar de trabajo se sienten cuidados y valorados, consideran a su líder más como un socio que como a un jefe, y su balance vida-trabajo les permite mantener su vida social durante toda la semana.

12 Consejos para lograr la satisfacción de tus empleados

Nuestros amigos de Action Project, equipo de profesionales especializados en el apoyo a la pequeña y mediana empresa, nos dan 12 consejos básicos para lograr la satisfacción de los empleados de tu empresa:

  1. Reconocer los logros

Estudios arrojan que el 58% de los profesionales recomienda a sus directivos que reconozcan el trabajo de sus empleados, pudiendo aumentar así hasta un 60% el compromiso de éstos con la empresa. El reconocimiento debe ser visible ante los compañeros de trabajo y, cuanto más habitual sea dicho reconocimiento, mayor será el compromiso del trabajador.

  1. Aportar significado al trabajo

Aquellos empleados que saben que su labor forma parte de un objetivo más grande, valoran mejor su trabajo. Según un estudio de Harvard Business Review, 9 de cada 10 trabajadores estarían dispuestos a ganar menos dinero por realizar un trabajo más significativo.

  1. Fomentar el desarrollo profesional

El desarrollo profesional no solo es una de las áreas más valoradas por los trabajadores en una empresa, sino que es altamente beneficioso para la corporación, ya que asegura la evolución de la empresa y su continuo crecimiento. Lo esencial para poder llevar a cabo esta acción reside en la formación. Para ello la actitud y la constancia de los empleados resultan imprescindibles.

Los trabajadores quieren avanzar en sus carreras y valoran de manera positiva que las empresas apuesten por su formación y fomenten los ascensos. De hecho, el 32% de los empleados que cambian de trabajo lo hacen por falta de oportunidades de ascenso y de avanzar en sus carreras.

  1. Adoptar una visión global de bienestar

Las empresas en la medida de lo posible, deben velar por el bienestar de sus trabajadores más allá del entorno laboral. En situaciones como viajes al extranjero, las compañías pueden alojar a sus empleados en apartamentos en vez de hoteles, generando así que se sientan más cómodos.

  1. Ofrecer flexibilidad horaria

Es un hecho que los profesionales que trabajan a distancia, son un 24% más felices que aquellos que no lo hacen. Además, una encuesta de 2018 afirma que el 76% de los empleados potenciales valoran este incentivo como el mejor. La flexibilidad horaria permite conciliar la vida familiar y profesional, ahorrando dinero y tiempo.

  1. Poder conciliar vida laboral y personal

Esto significa una adaptación horaria sin necesidad de reducir horas o salarios. Esta manera de trabajar puede ser en forma de flexibilidad horaria, cambios de turno, trabajo a distancia, etc. Generalmente, se llevaba a cabo cuando el empleado lo solicitaba por el cuidado de sus hijos. Sin embargo, con la actual legislación, no es necesario tener hijos para solicitar esta conciliación. Además, fomentar la conciliación de la vida laboral y personal repercute muy favorablemente en la satisfacción de los trabajadores de la empresa.

  1. Desarrollar una cultura profesional

Conocer a los empleados, realizar encuestas para conocer sus necesidades e inquietudes o el uso de datos para tomar las decisiones más acertadas son herramientas presentes en la actualidad que pueden desarrollar una cultura empresarial.

  1. Delegar responsabilidades.

Consiste en que los trabajadores tomen unrol activo sobre sus funciones. Esto les va a dotar de capacidad resolutiva ante las dificultades y de aportaciones creativas que generan valor. Para trasladar la responsabilidad a los empleados, es necesario delegar en ellos no solo la ejecución de los trabajos, sino también el poder de asumir riesgos y conseguir logros. Este es un gran reto para muchas empresas, que suelen acudir a una consultoría para empresas a la hora de implementarlo.

  1. Crear relaciones sociales

Establecer buenas relaciones con los compañeros de trabajo permite acudir a la oficina con mayor motivación  y ganas de trabajar. Un mal ambiente influye de manera negativa a los empleados en particular y a la empresa en general. Elimina la monotonía y la rutina creando relaciones favorables, incluso empleando un poco de humor, siempre sin dejar de lado los objetivos de la empresa. Esto hará que incremente la satisfacción de los trabajadores.

También puedes mantener comunicaciones fluidas y continuas sobre los trabajos realizados, de esta forma evitarás que se produzcan malentendidos.

  1. Crear un buen ambiente de trabajo

Se trata de favorecer lo máximo posible el conjunto de condiciones que potencian el trabajo, la comunicación y el bienestar entre los empleados y la empresa. Se puede enfocar desde distintos puntos de vista, como fomentar las buenas relaciones entre el equipo a través de dinámicas de grupo, asegurar un espacio de trabajo cómodo, limpio y diáfano…

  1. Fomentar el desempeño de trabajos interesantes.

Quizá sea el área más complicada a trabajar, ya que los puestos laborales pueden ser muy variados y a veces por su naturaleza llegan a ser monótonos o repetitivos. Esto puede llevar a la desmotivación o el acomodamiento. Para romper esta barrera, podemos añadir un componente creativo a ese trabajo a través de la utilización de nuevas herramientas o afrontar retos no experimentados.

  1. Dar autonomía

Desde la empresa es positivo aportar autonomía a los trabajadores para que puedan asumir desafíos que consideren necesarios para la empresa. Cuando un empleado tiene las habilidades necesarias para gestionar el proyecto indicado, cuenta con capacidades suficientes para poder gestionar el trabajo desde una perspectiva optima y de calidad. En este sentido otorgar autonomía les proporciona una mayor confianza en ellos mismos y se ven positivamente valorados en el trabajo.