¿Por qué elegir el acero inoxidable para el mobiliario en hostelería?

Cuando se tiene un negocio o se quiere comenzar uno en el área de hostelería, se tiene que pensar no sólo en la comodidad de los potenciales usuarios de esas instalaciones, sino también en la eficacia de todo aquello que involucre su atención y que le permita a los trabajadores realizar sus tareas de forma que los procedimientos sean lo más sencillos, útiles, rápidos y de calidad de cara al público.

Pensando en ello, hay que considerar todo el material con el que se hará el mobiliario, pensando no solo en factores como la belleza o el confort de cara al usuario, sino en cómo este debe mantenerse a largo plazo, la durabilidad, resistencia y la manera en la que estos se adapten a los espacios en los que serán ubicados.

En la hostelería, uno de los principales factores que toma en cuenta el usuario es la limpieza de los espacios. Más de una vez las personas han cancelado reservaciones porque al llegar a sus destinos, la limpieza del lugar es inadecuada para la atención al público. Por esto, es fundamental elegir un mobiliario que sea sencillo de mantener y que sea lo suficientemente resistente para que la inversión se pague sola con el transcurrir del tiempo.

Comenzar o tener un negocio en hostelería es una carrera de resistencia en la que toda inversión que se haga debe ser funcional en el tiempo, para que no se deba reinvertir constantemente en el mismo punto. Por ello, elegir el material ideal para el mobiliario es tan importante para proteger la inversión a largo plazo y que los gastos en relación a ella sean los mínimos.

El acero inoxidable es uno de los materiales más utilizados en la hostelería por sus características especiales y por la cantidad de usos que se le puede dar; y para hablar de por qué elegir este material es una buena decisión a largo plazo, contamos con Danvimet especialistas en la fabricación de mobiliario en este material.

¿Qué hace tan especial al acero inoxidable?

Lo principal es entender qué hace que el acero inoxidable tenga las características que tiene, por ello hay que empezar desde el principio definiéndolo como aleaciones de hierro, cromo y carbono, que en ocasiones se complementan con otros elementos, principalmente el níquel; a su vez, este tipo de material es especial gracias a la adición de cromo que le proporciona a estos aceros la característica de inoxidable.

En medios oxidantes como el aire, el cromo forma una capa de óxido muy fina y compacta que aísla al material de los ataques corrosivos. Esta capa se llama capa pasiva; la cual, en el caso de que ocurra daño mecánico o químico, es auto reparable en presencia de oxígeno. Es decir, si se rompe la película pasiva, al entrar en contacto el cromo del acero inoxidable con el oxígeno, se regenera la película.

El acero inoxidable tiene propiedades que generan múltiples beneficios en el área de la hostelería a largo plazo, puesto que sus aplicaciones no solamente van en cocinas o depósitos de material, sino que forman parte fundamental de baños, habitaciones y decoración a nivel general. Algunos de estos beneficios son:

  • Es un material muy higiénico

El acero inoxidable no alberga gérmenes ni bacterias (como sí ocurre en madera o plástico) que puedan perjudicar la salud de los usuarios, esto se debe a su superficie lisa y libre de poros que no poseen otros tipos de materiales. Este punto es fundamental sobre todo cuando se trata de negocios con manejo de alimentos.

Su limpieza es sencilla y no requiere de demasiados productos, lo que garantiza un mantenimiento rápido y efectivo, pero este es un punto del que hablaremos con mayor profundidad más adelante.

  • La humedad no es un problema

Otra de las ventajas del acero inoxidable es que pueden resistir la humedad. Generalmente, los muebles de madera tienden a descomponerse cuando les afecta la humedad, ya sea por permanecer cerca de la pared o encontrarse en un ambiente húmedo (o que se vean atacados por plagas como las termitas) si esto llega a pasar, los muebles duran poco tiempo y solo generan gastos constantes para su reparación.

El mobiliario de acero inoxidable no tiene ese problema, ya que no solo la humedad no les afecta, sino que también son resistentes a la oxidación, lo que los hace mucho más resistentes al paso del tiempo.

  • Tiene una alta resistencia a los cambios de temperatura

Si bien es cierto que el acero inoxidable es frío por naturaleza, este se adapta fácilmente a altas o bajas temperaturas sin afectar su funcionamiento, por ello es uno de los materiales fundamentales a la hora de hablar de materiales de cocina.

Los mobiliarios de este material pueden ser utilizados en lo que se refiere a manejo de alimentos ya sea a la hora de la preparación dentro de las cocinas o en el cuidado de las cadenas de frío para proteger los alimentos, por ello es el material recomendado para estos espacios.

  • Durabilidad

Otra de las grandes ventajas del acero inoxidable es que puede durar mucho con unos buenos cuidados, lo que significa que la inversión hecha es una que funcionará a largo plazo. Mientras un mobiliario de madera comienza a pedir reemplazos o reparaciones en 5 años, el mismo mobiliario, pero de acero inoxidable, no requerirá de demasiada atención en un período mucho más largo.

Como mencionamos antes, la hostelería es un rubro de mucha demanda y que requiere de una inversión que se pague sola, es decir que no genere demasiados gastos para mantenerse en funcionamiento y el acero inoxidable es un material que disminuye muchísimo la inversión en mantenimiento a largo plazo.

  • Aseguran la sostenibilidad

Hemos dicho que el acero inoxidable es duradero en el tiempo y tiene un bajo coste de mantenimiento; lo que significa que el impacto del acero inoxidable con el medioambiente es relativamente bajo, en comparación de mobiliarios de plástico o madera. Cuando este alcanza su vida útil, el acero inoxidable se puede reciclar con facilidad para producir más acero, de forma indefinida.

  • Luminosidad

El acero inoxidable refleja la luz, por lo que es especialmente útil en ambientes poco iluminados, y a su vez le da una sensación de amplitud producto del reflejo.

  • Limpieza sencilla

En un punto anterior hablamos superficialmente sobre la limpieza del acero inoxidable mencionando que no se necesitaban ni muchos productos ni demasiados utensilios, ya que en realidad sólo basta un poco de agua y detergente,¿; y es que dependiendo de la profundidad de las manchas, incluso se puede prescindir del detergente y solo limpiar la superficie con una esponja humedecida en agua caliente, aunque lo ideal es utilizar productos desinfectantes sobre todo en estos tiempos tan complicados por el tema Covid-19.

Otra ventaja del acero inoxidable es que también soporta las limpiezas continuas porque, como se ha visto en los otros ítems, puede soportar toda clase de temperatura y tratamiento del material, por ello queremos compartir algunos tips de limpieza de mobiliario de acero inoxidable:

  1. Un paño con agua tibia y jabón líquido o en polvo será suficiente. Después del lavado, es conveniente secar con una toalla seca y absorbente para eliminar el exceso de agua. Estas simples precauciones evitarán las manchas y todo estará brillante y como nuevo.
  2. Es frecuente que las huellas de los dedos se marquen en el acero. Para quitarlas, lo mejor es utilizar limpiavidrios mezclado con agua. La pulverización de la superficie del mueble con esta mezcla y la limpieza con un paño seco eliminará todas las manchas.
  3. En caso de manchas resistentes, se pueden frotar con un trozo de papel de lija fina. También existen cepillos de limpieza de acero que ayudarán a pulir la superficie en casos extremos.
  • Pueden ser aplicados en diferentes ambientes

Las ventajas del acero inoxidable son varias, así como sus aplicaciones de acuerdo al lugar en el que va a ser ubicado, ya sea en habitaciones, baños, cocinas, terrazas, al aire libre o en interiores, es un material que se adapta fácilmente a cualquier estilo de decoración y que puede utilizarse de múltiples maneras.

¿Por qué usar acero inoxidable?

La principal razón es un tema de higiene y de optimización de los procesos de limpieza, en cualquier área donde se vaya a ubicar. En hostelería la opinión del usuario es fundamental y para obtener una buena reseña por su parte, es fundamental contar con elementos que sean atractivos para el cliente, pero no sólo a nivel físico.

Los usuarios son detallistas y ven la experiencia como una globalidad, es decir que toman en cuenta todo, la limpieza de todos los espacios, la atención que brinda el personal, la comida, la bebida, etc.

Evidentemente el mobiliario de acero inoxidable le otorga un atractivo visual a cualquier habitación en la que se encuentre por su belleza, pero también le muestra que es un espacio que cumple con medidas sanitarias y de limpieza que garantizarán su salud y eso hace de la experiencia una más completa.

Elegir mobiliario de acero inoxidable facilitará a los empleados optimizar los tiempos que se le dedica a la limpieza, sin disminuir la calidad del trabajo y así ofrecer un mejor servicio a todos los usuarios, por ello, elegir este tipo de material es una decisión inteligente, económica y con visión de futuro para el negocio.