¿Cómo encontrar una buena residencia estudiantil?

Llega septiembre, empieza el curso escolar y muchos jóvenes han de abandonar el nido para ir a estudiar a otras ciudades o incluso otros países. Un gran porcentaje de esos jóvenes acaba en Madrid o Barcelona, las dos urbes por antonomasia en España, y otro porcentaje bastante amplio suele hacerlo en Salamanca, la ciudad española universitaria por encima de cualquier otra y como en “Lo mejor de cada casa” nos empeñamos en hablaros de “lo mejor” en todos los sentidos, hoy os traemos las mejores residencias universitarias de España.

Algunos os preguntaréis el motivo por el que hemos decidido hablar este año de este tema y no cualquier otro, pues muy simple: este año me toca la fibra sensible. Mi sobrino, que ya tiene 18 años, se larga a estudiar a Madrid y lo primero que hemos hecho es volvernos locas (su madre y yo) para encontrarle la mejor residencia universitaria. La ganadora ha sido La Institución del Divino Maestro.

Esta residencia madrileña lleva ofreciendo sus servicios desde 1927 y cuenta con una serie de servicios que muy pocas residencias tienen hoy en día. Habitaciones dobles y triples, servicio de comedor de lunes a sábado, servicio de lavandería, servicio de limpieza conexión a Internet por clave y wifi en las habitaciones, salas de estudio climatizadas, etc. Sin embargo, lo que más llamó la atención de mi sobrino no fue nada de eso, fue el gimnasio y la pista deportiva para fútbol sala, baloncesto y vóleibol. Es un apasionado de los deportes y su principal requisito era que la residencia tuviera un lugar donde practicarlo, el nuestro era que le dieran bien de comer (básicamente).

¿Residencia, Colegio Mayor o Piso Compartido?

La primera duda que nos surgió fue elegir entre Residencia Universitaria, Colegio Mayor o Piso Compartido y, tras estudiar mucho este verano, os puedo contar las diferencias más importantes.

Las Residencias Universitarias son como hoteles para estudiantes. En ellas ofrecen todos los servicios que tienen a sus huéspedes de manera continua y sin que ellos tengan que mover un dedo por lo que es la opción perfecta para chicos y chicas poco independientes, como mi sobrino básicamente que seguro que si le pido que se fría un huevo prende fuego al edificio entero. Duermes allí y puedes comer allí, te lavan la ropa sucia, compartes experiencias con el resto de estudiantes y el objetivo principal es mantenerte seco y calentito cuando llueve.

Los Colegios Mayores tienen una gran diferencia con las Residencias Universitarias, y es que en el Colegio Mayor se te da también una formación cultural y moral que complementa los conocimientos adquiridos en la carrera que aunque parezca muy de “empollones” en realidad no es otra cosa que: competiciones deportivas, ciclos de cine, obras teatrales, competiciones artísticas y musicales, acciones de solidaridad… y todo organizado por los propios estudiantes.

Y en el Piso Compartido, como ya sabréis todos, es algo así como: ahí te apañes. La opción perfecta para hacer espabilar al más atontao de los chavales.