Centros de asistencia domiciliaria para ancianos y personas dependientes

Millones de personas de todo el mundo, todas ellas mayores de 65 años, se enfrentan a un serio problema, que hoy podemos considerar, de salud pública. Son los ancianos, muchos de ellos se han quedado solos, no tienen a nadie en el mundo y la falta de relaciones sociales, ponen en riesgo su estado anímico, ya de por sí, frágil.

La soledad es una de las peores consecuencias de la vejez, y acaba por adelantar la muerte de estas personas que, por circunstancias de la vida, se han quedado solas. Según los datos, la soledad puede acabar con la vida de un anciano en tan solo 6 meses. Hasta ahí, su poder de destrucción. Y es que la soledad, cuando  no es elegida, causa estragos.

Las residencias de ancianos o los pisos tutelados compartidos, pueden ser una interesante alternativa para todas estas personas, y de hecho, la demanda es cada vez mayor, y lo cierto es que pesar del reciente aumento del número de geriátricos, las plazas no llegan para dar respuesta a las necesidades actuales.

Pero no todas las personas mayores están dispuestas a dejar su hogar, y a pesar de sus limitaciones y de su soledad, quieren seguir viviendo en el barrio de toda la vida, de hacer sus compras en los mismos sitios, y terminar sus días, al menos, en un sitio familiar. Estas personas se resisten a abandonar su casa, su zona de confort. ¿Cómo ayudarlas, entonces?

Asistencia domiciliaria para mayores

Otra opción, serían los servicios de asistencia domiciliaria. Bi2t, Atención Sanitaria a mayores es una empresa de cuidado de personas dependientes y ancianos en Madrid, que nace con el objeto de ofrecer una atención cercana, exclusiva y el mejor cuidado, tanto a personas mayores, como a dependientes, discapacitados y enfermos crónicos.  Ofrecen un servicio de asistencia a ancianos en domicilio, y su equipo de auxiliares expertos, se encargará de prestar servicios y cuidados asistenciales a personas que presenten una dependencia en cualquier grado o que necesiten ayuda para la realización de las tareas básicas de la todos y cada uno de sus clientes, mejorando con ello su estado físico, cognitivo y emocional, así como un favorable desarrollo de la vida y así, disfrutar de una vejez digna y satisfactoria.

También ofrecen un servicio de limpieza doméstica a domicilio para ayudar a las personas que lo necesitan en las  tareas domésticas, como la limpieza, lavado, planchado de ropa, compras, comidas, organización del hogar.

Porque mantener el hogar limpio y desinfectado es esencial para poder llevar una vida en condiciones. Con este servicio, las personas que tienen complicaciones para limpiar, pueden prescindir de estas tareas. Además, no tienen que encargarse de ningún trámite ya que la agencia se ocupa de todo.

Residencias y pisos compartidos

La residencia de ancianos, es la mejor opción para todas aquellas personas ancianas o dependientes, o que padezcan enfermedades crónicas y degenerativas como el Alzheimer. En este sentido destacaría  la clínica Benviure, un centro de asistencia geriátrica en Barcelona, que cuenta con el mejor equipo de profesionales con una amplia experiencia, donde los mayores pueden recibir toda la atención que necesita, de manos de los mejores expertos.

Otras personas, en cambio, no necesitan tantas atenciones, valoran más la independencia y la libertad y prefieren los apartamentos tutelados. Sanvital en Madrid, ofrece a las personas ancianas la posibilidad de vivir en estos apartamentos, donde ofrecen al mismo tiempo la intimidad que tanto les gusta conservar a algunas personas, y el calor de un hogar, y con la mejor atención, totalmente personalizada y un trato amable y cercana. Así, es posible que estas personas  sigan viviendo solas pero con la seguridad que brinda el servicio médico permanente de Sanvital. E incluso pueden hacer nuevos amigos.

El problema, es que muchas personas ancianas no pueden elegir dónde quieren vivir, muchas veces por motivos económicos, y por lo tanto la residencia pública es su única opción. Pero el descenso de la mortalidad, y la mejora de la calidad de vida, han provocado una serie de cambios sociales. La sociedad se ha envejecido, y hay muchos ancianos para tan poca residencia pública. Así pues, es necesario tomar medidas a fin de crear espacios destinados al cuidado de las personas ancianas.