Mucho ojo con tus datos personales

En la época de los romanos lo más valioso era la sal. De Ahí la palabra salario. Con los Reyes Católicos se pagaba en seda y en especias. Más tarde llegó la fiebre de oro. Luego el petróleo. Y ahora….el nuevo oro son los datos personales. Sí, como suena. Las empresas se pelean y llegan a pagar grandes cantidades de dinero por contar con los datos personales de las personas. Es como cuando dicen que las redes sociales son gratis. Pues no, Twitter, Facebook o Instagram se lo cobran en datos personales. De ahí su importancia en esta nueva era.

Lo puedes comprobar. Al poner nuestro nombre en un buscador quizá nos llevemos una sorpresa. ¿Por qué aparecemos en la red? ¿Somos conscientes? ¿Leemos lo que firmamos cuando hacemos clic en “acepto» en la aplicación gratuita que usamos todos los días? Y es que esto se puede convertir en un gran problema. Cada vez son más las denuncias que hay en España y en Europa por culpa del manejo de datos. La verdad es que no somos conscientes de las formas en el que el día a día nos hace identificables. Es el momento en el que te tienes que preguntar por qué Google o Facebook son gratuitos. Si no te cuestan nada y tú no eres el cliente, a ver si vas a ser tú el producto…Blanco y en botella ¿No?

Es muy recomendable ver el documental ‘Ojo con tus datos’ de ahí cojo el título para mi artículo que se emitió hace tiempo en La2 dentro del programa Documentos TV. En este reportaje se aborda los retos de la privacidad y seguridad en la sociedad digital. No nos extraña que fuera galardonado el pasado año con el prestigioso premio por la Agencia Española de Protección de Datos.

En estos momentos, Europa tiene un debate en torno a la privacidad en internet, el control de los datos personales y el papel que juegan en todo ello las empresas de servicios cuyas sedes están fuera del territorio de la Unión. Se están poniendo muchas multas y sanciones por no cumplir con las normas. Solo hay que ver cómo han cambiado los servicios de mensajería. WhatsApp está intentando controlar todas sus fugas de datos para evitar denunciar.

Consejos

Ante esta situación tienes que prestar atención a estos consejos para evitar problemas con tus datos personales.

Contraseñas. Se podría decir que es el primer mandamiento de la protección de datos y de seguridad online. Hay que proteger tus datos con una contraseña segura. Ya sabes que tienen que ser largas, con símbolos, con alguna mayúsculas y con números. Por supuesto nada de utilizar el nombre de seres queridos o fechas de nacimiento.

Las redes sociales. Estos lugares son públicos y se han convertido en una entrada hacia la pérdida de identidad. Por eso tienes que vigilar muy bien las fotografías que subes o los comentarios que pones, así como la configuración de privacidad para evitar que cualquier conozca detalles de tu vida privada que podrían desembocar en problemas más graves en el futuro. Mucho ojo cuando te descargues aplicaciones que son gratis, porque suelen llevar el premio de entregar todos los datos personales.

Si tienes en tu teléfono móvil la opción de guardar automáticamente en la nube como respaldo de tu información, mucho ojo con lo que subes porque una vez que está en Internet, cualquiera puede tener acceso a ello. Imagínate que fotos de tus tarjetas bancarias, tu identificación y tu pasaporte sean datos de dominio público.

Destrucción de documentos

También puedes tener dificultades con todo los datos que manejas en una empresa y que están en cientos de documentos y de archivos. Llega un momento en el que tienes que digitalizarlo de tanto material que tienes. Por eso, desde GitDoc, una empresa de destrucción confidencial de documentos, nos comentan que tengamos mucho cuidado. “Hay que realizar el proceso según normativa DIN 66399 nivel P4 y UNE-EN 15713 nivel 6, el cual garantiza la total confidencialidad y la imposibilidad de reconstrucción del documento original. Garantizando la cadena de custodia, desde la recogida hasta la destrucción”. Y es que son muchas las denuncias que se han puesto por dejar documentos en el cubo de la basura de la misma calle donde está ubicada la empresa.

Identidad digital, derecho al olvido, privacidad y protección de datos personales son asuntos que afectan tanto a la ciudadanía como a los Estados. De ahí que la legislación para poner límite a las grandes empresas de la nube y cultura ciudadana de la privacidad son claves en un mundo conectado y digital. Por eso, la próxima vez que te pidan los datos o que des a un Aceptar, piensa que estás cediendo parte de ti. En este caso, no dinero, pero sí, tus datos.