Buscar
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¿Qué tipo de asesoría es la más indicada para nuestra empresa?

A lo largo de nuestra vida, sobre todo los que somos emprendedores, pero en general todos los ciudadanos necesitamos algún tipo de consejo para poder sacar adelante alguna cuestión que se nos atranque. En este sentido, una herencia, el pago de tributos o intentar mejorar las ventas de nuestra compañía son algunas de las cuestiones más habituales que solemos tratar con los expertos en la materia, de ahí que hoy le dediquemos este post a las asesorías, esas empresas que tanto nos ayudan en nuestro día a día.

En este sentido, la asesoría aplicada al mundo empresarial es la actividad que se basa en hacer un diagnóstico y sugerir una solución sobre un determinado problema o área empresarial. En este sentido, no todas las asesorías hacen frente a todos los campos de acción, sino que los tipos de asesorías varían según el área de apoyo y los servicios. Además, este tipo de negocios pueden ser externos, cuando se contratan fuera de la propia empresa, e internos, cuando la empresa tiene asesores que trabajan para ella como empleados.

Si bien, cabe reseñar que, en la actualidad, a diferencia de las grandes empresas, que suelen contar con un departamento de cada área, las pequeñas y medianas empresas necesitan a menudo consejos profesionales externos al no contar con expertos en estas áreas como empleados, debido al coste que esto supone. Así, como ya sabemos, el tejido empresarial español está compuesto en su mayoría por pequeñas y medianas empresas y, como es lógico, estas no se pueden permitir tener a asesores propios.

Por ello, por si este es tu caso, a continuación, te daremos a conocer algunos de los principales tipos de asesorías, para que sepas diferenciarlas y, sobre todo, saber cuál se adapta mejor a las necesidades de tu negocio o a las que necesitas en algún momento en concreto.

  • Asesoría financiera. El asesoramiento financiero tiene como finalidad mostrar al emprendedor una forma racional de gestionar la facturación y los gastos de la empresa. El profesional podrá trabajar con el empresario o el responsable de finanzas para diseñar un programa que pueda ayudar a analizar la situación financiera y contribuir al logro de los objetivos propuestos. Además, al desarrollar políticas internas y procesos de gestión empresarial, es posible planificar, organizar y controlar las actividades financieras, establecer metas, monitorear resultados y, principalmente, diagnosticar problemas.
  • Asesoría fiscal. A menudo, la asesoría fiscal está integrada dentro de la asesoría financiera, pero dada la relevancia que tiene la relación con los fondos públicos para cualquier negocio, nosotros optamos por tratarla por separado. Para garantizar el cumplimiento de las obligaciones fiscales, vale la pena contar con la ayuda de un experto en impuestos para aprovechar al máximo todas las opciones tributarias que existen para una empresa. Con este servicio no sólo puedes prevenir multas de Hacienda, sino que en muchos casos puedes ahorrar dinero en impuestos, tal y como nos recuerdan los expertos en la materia de Luygo, quienes trabajan en su día a día con este tipo de cuestiones y, por ello, conocen mejor que nadie estas situaciones.
  • Asesoría laboral o de recursos humanos. La asesoría de Recursos Humanos nos ayuda a saber qué se necesita cambiar en el modelo de negocio. Además, ayuda a comprender dónde se necesitan más inversiones y dónde no, por lo que el asesor de recursos humanos también podrá identificar las razones de la falta de compromiso del empleado o el problema que está experimentando el grupo en su conjunto. En este sentido, un buen ejemplo es la falta de motivación en la plantilla de la empresa. Para tener éxito en un trabajo, el equipo debe estar cohesionado y concentrado en el mismo objetivo, y con este trabajo te puede ayudar el asesor laboral o de recursos humanos.
  • Asesoría de ventas. La asesoría de ventas es un campo que requiere un amplio conocimiento de conceptos de marketing como economía, marketing, gestión y publicidad. Un asesor de ventas es el profesional indicado para cuando se produce una situación de estancamiento o recesión de las ventas de tu negocio, ya que te guiará y aportará soluciones para esto cuanto antes.

¿Qué diferencia existe entre una gestoría y una asesoría?

Muchos de nosotros confundimos en el día ambos términos y realmente pensamos que es lo mismo, pero lo cierto es que la figura del asesor se encarga especialmente de ofrecer información laboral, contable y fiscal a su cliente. Sin embargo, el gestor da un paso más en este aspecto ya que su trabajo es tramitar y gestionar todo aquello relacionado con su cliente, por lo que, como podéis comprobar, aunque parecido, lo cierto es que no es exactamente lo mismo.

Comparte este post:

Recibe nuestras mejores recetas y consejos de expertos directamente en tu bandeja de entrada.

Únete a más de 10.000 suscriptores

Al enviar este formulario, acepta nuestra política de privacidad.

También le puede interesar

Scroll al inicio