Trucos para cuidar tu aspecto en el trabajo

Nuestra imagen dice mucho de nosotros. Es la primera carta de presentación ante un desconocido y la primera impresión en una relación, tanto laboral como personal, genera un gran impacto. Por ello es muy importante cuidar tu imagen, sino contar claro está que también es importante para uno mismo, ya que aumenta la confianza en uno mismo y en la autoestima. Pero si decíamos que el aspecto físico es crucial en las relaciones personales hay que cuidarlo al máximo en el trabajo. Especialmente en todos aquellos puestos que se realizan de cara al público.

Y debido a la gran importancia que tiene la imagen y el aspecto en el entorno laboral hemos reunido algunos consejos para lucir siempre la mejor imagen posible en el trabajo.

· Date una buena ducha antes de comenzar la jornada 

Intenta cada día antes de comenzar la jornada laboral darte una buena ducha. Y no solo por higiene y cuidar tu aspecto, sino que te ayudará a afrontar el día con más fuerza y actividad. Está claro que si te levantas dormido una ducha seguro que te despejará. Por ello es una acción que deberías intentar aplicar a tu rutina diaria.

· Cuida tu peinado 

El peinado es crucial para la imagen. Si tu pelo no está cuidado y bien peinado ya puedes llevar la mejor ropa de tu armario que no tendrás un buen aspecto. Así que péinate bien antes de trabajar. E intenta retirar el cabello de tus ojos y la cara, ya que puede ser más incómodo para el trabajo. Si eres mujer los mejores peinados para trabajar son los recogidos, ya sean coletas, trenzas o moños.

· Si tienes uniforme cuídalo 

En función de tu trabajo puede que tengas que llevar uniforme. “Muchos sectores y empresas apuestan porque los profesionales lleven uniforme. No solo por cuestiones de aspecto también de seguridad. Así hoy en día los uniformes son habituales en la industria alimentaria y la restauración, el personal de limpieza también suele contar con uniforme, así como trabajadores de fábricas o de la construcción”, recuerdan desde la empresa Doblege, especialistas en ropa de trabajo.

Por lo que si te dedicas a alguna de estas profesiones o tienes que llevar uniforme al trabajo deberías cuidarlo al máximo, limpiarlo bien y tener una muda para cuando tengas que meter las prendas a la lavadora.

· Los zapatos siempre limpios 

Dicen que los hombres se visten por los pies y esta frase es por algo. Así que en cualquier caso evita las manchas y el polvo de tus zapatos. Porque estas cuestiones generan un aspecto descuidado y en la mayoría de casos se van en cuestión de segundos pasando un trapo mojado o una toallita.

En función de tu trabajo puede que tengas que llevar calzado cómodo, pero en otros puestos laborales deberías llevar calzado formal. Por supuesto esto depende del sector en el que trabajes y cuál sea tu puesto. Pero en cualquier caso tu calzado debería conjuntar con tu look.

· Evita las arrugas en la ropa 

Otra cosa que siempre hay que evitar son las arrugas en la ropa. Son el peor enemigo para un aspecto cuidado. Mantén tu ropa en el mejor estado posible, limpia y sin arrugas. Así que especialmente las prendas propicias a arrugas deberías plancharlas y tenerlas guardadas en perchas en el armario.

· El olor dice mucho 

Antes hablábamos de que la imagen es fundamental en cualquier primera impresión, pero también el olor, que dice mucho. Aséate bien antes de trabajar, como decíamos una ducha es fundamental, pero no solo basta con eso. Aplícate desodorante para evitar el olor a sudor y un poco de colonia para desprender un aroma agradable.

Además, dependiendo de tu puesto no estaría de más que tuvieras en la oficina o en el coche un pequeño frasco para utilizarlo cuando fuera necesario. Y poder así siempre tener un buen olor.

· Evita el mal aliento 

Y hablando de olores también deberías evitar el mal aliento. El mejor truco es tener un paquete de chicles, especialmente si pasas muchas horas fuera de casa o comes en el trabajo. Aunque si puedes llévate mejor un pequeño neceser con cepillo de dientes y pasta, ya que es mejor para la salud bucodental.

En definitiva, estos son los consejos básicos que deberías seguir para tener la mejor imagen y aspecto posible en el trabajo. Y muchos de estos trucos también los podrías aplicar a cualquier aspecto de tu vida.