Bodas de Oro por todo lo alto

No es la primera vez que necesito contratar un buen catering para un evento. Obviamente, aunque algunos sí lo hagan, yo no voy a dejarme un dineral en el cumpleaños de mi hija pequeña o en una cena cualquiera con amigos, pero cuando es algo especial la cosa cambia.

La semana que viene mis padres cumplen sus bodas de oro y vamos a darles una gran fiesta sorpresa en una casa de campo que hemos alquilado cerca de la playa para poder ir a disfrutar por la tarde un poco del mar y ni yo, ni mis hermanos, queremos estar preocupados por la comida, por la limpieza posterior ni por nada. Sólo queremos disfrutar de ese día tan importante para ellos porque, hoy en día, es de aplaudir que un matrimonio dure tanto tiempo, al menos esa es mi opinión.

Nosotros hemos optado por lafrolita.es, un catering con muchísimos años de experiencia a sus espaldas que nos ha hecho un precio excelente ofreciéndonos todos los servicios que estábamos buscando, y os puedo asegurar que no nos hemos quedado con el primer catering que hemos visto porque hemos llamado a todas las webs que hemos encontrado en Internet.

Además, da la casualidad de que su boda coincide con San Valentín (14 de febrero) y hay un obispo que ha convocado una vigilia de oración para rezar por novios y matrimonios, y como mi madre es tan extremadamente católica, vamos a llevarla antes allí justo mientras terminamos de preparar todo y, a la vuelta, recogeremos a mi padre y los llevaremos a los dos al campo.

Yo no creo para nada en la iglesia, no confío en ellos. El papa Francisco, el actual, está empezando a hacer que me interese un poco por todo lo que dice, me parece uno de los mejores papas que hemos tenido, con la mente abierta y muy coherente, pero como no puedo irme al vaticano a que me confiese él y me dé la comunión pues prefiero no pisar la iglesia aquí. La mayoría de curas y sacerdotes me parecen unos fascistas retrógrados a los que no les llega bien el riego sanguíneo a la cabeza, y encabezando la lista de obispos incultos e incoherentes con lo que representan tenemos a Rouco Varela, más estúpido imposible. Sólo tiene una neurona que le choca con el cerebro haciéndole cortocircuitos y por eso dice las barbaridades que dice. En el fondo me da pena, creo que está enfermo… debe ser un enfermo mental.

Bueno, a lo que iba. La Frolita irá al campo sobre las 11 de la mañana para preparar mesas, sillas y comida y a eso de las 12:30 es cuando llegarán todos los invitados y espero que nadie se retrase porque a las 13:00 en punto pareceremos nosotros con mis padres, quienes recibirán una gran ovación.

Yo estoy emocionadísima y mis hijas ni te cuento. Todos queremos ver como la abuela se emociona y el abuelo se llena de orgullo, porque mi padre es súper orgulloso, a veces pienso que de hincha y todo, jejeje.

Sea como sea estoy segura de que será un día especial para todos así que espero que todo salga a pedir de boca y sin contratiempos inesperados que puedan fastidiar algo. ¡Y qué haga sol por favor!

Deja un comentario