El arte del regalo

Según la Real Academia de la Lengua Española la palabra regalar significa dar algo a alguien sin recibir nada a cambio, dar a otra persona una cosa como muestra de afecto o consideración. Por ello, los regalos son oportunidades únicas para decirle a alguien que le quieres, que sientes un afecto especial por ella, es una forma de reforzar lazos sociales, es una manera de comunicarse con otras personas, es querer sacar una sonrisa por mil motivos diferentes, es un acto de generosidad, entrega y cariño hacia la persona a quien deseamos agasajar, es un símbolo de amistad, de gratitud, de reconocimiento, de admiración, es una sorpresa maravillosa… en definitiva, el regalo es una bendición, porque a todos nos gusta que nos regalen algo. Significa que se han acordado de nosotros, que se han molestado en pensar qué regalar, que se han tomado su tiempo, que han pensado en qué le gustaría a la persona que lo recibe, qué necesita…

Hay regalos que no cuestan nada y son maravillosos, son regalos que están dentro de nosotros y muchas veces nos cuesta entregarlos, son regalos que no cuestan ni un euro, pero valen mucho, muchísimo. Son regalos que hacen que las personas se sientan bien, se sientan queridas, son presentes que no hay que ir a comprarlos solo hay que darlos y son los mejores regalos del mundo… Un beso, un abrazo, una sonrisa, un te quiero, una palmada en la espalda, un apretón de manos, un estoy a tu lado, un cuenta conmigo…, todos ellos son regalos muy baratos y a la vez los más caros del mundo.

Cualquier momento es bueno para hacer y recibir un regalo, pero también hay momentos especiales para recibirlos, como puede ser una celebración, un nacimiento, un cumpleaños, un aniversario de boda…, y debemos tener en cuenta algunos consejos para acertar siempre que deseemos realizar un regalo

  • Tener siempre en cuenta quién es el destinatario del regalo.
  • Párate un momento a pensar qué es lo que le gusta a esa persona, qué aficiones tiene, qué le haría ilusión, de qué tiene ganas, qué necesita…
  • El regalo más sencillo puede ser el mejor para la persona que lo recibe, algún objeto cotidiano que refleje la personalidad de la persona que lo da o de la que lo recibe, siempre se puede personalizar cualquier tipo de regalo.
  • Un regalo no significa que tengas que dejar tu sueldo en él, es un detalle, es un acto de cariño, por lo que no significa que obligatoriamente tengas que hacer un regalo caro.
  • No debes autoalabarte en el caso de haber hecho un regalo caro, ni presumir de lo que has gastado.
  • Regalar momentos compartidos con una persona, refuerzan los vínculos con ella, por lo que se puede preparar un álbum con fotos de una fiesta de cumpleaños, un cd con las canciones que sonaban en un viaje que compartiste con esa persona, una taza con una frase que no recuerde algún momento especial, etc.
  • Nunca aprovechemos para regalar utensilios demasiado prácticos o útiles como una plancha, una aspiradora, un juego de sartenes, etc.
  • Acompañar un sencillo detalle de una tarjeta con una frase, un mensaje, lo hace único.
  • Intenta no regalar falsificaciones, bolsos de plástico con logos, cd piratas, dice muy poco de la persona que regala y es de muy mal gusto.
  • Nunca caigas en el error de regalar lo que te gustaría que te regalaran a ti, cada persona tiene sus propios gustos y personalidad, lo que a ti te gustaría que te regalasen porque lo consideras fantástico y precioso puede que no tenga el mismo aprecio en los demás.

Además, el envoltorio es la mejor carta de presentación, la forma de empaquetar el regalo le da categoría a la persona que lo da y a la que lo recibe, es una forma de vestir el regalo del mismo modo que nos vestimos cuando vamos a un evento especial. Por ello, muchas de las empresas que se dedican, entre otros, a vender objetos que puedan ser considerados como regalo optan por comprar el papel de la mejor calidad. Así, los mejores papeles de regalo vienen de Servicolor, una empresa que os recomendamos por ser experta en la creación de papel preimpreso y técnico, además de ofrecer servicios de impresión sobre cualquier tipo y gramaje de papel para la fabricación de papel de regalo, bolsas de papel, etc. Y es que, como os decimos, el papel también forma parte del regalo y, bien hecho, es un arte.

Furoshiki, el arte de envolver los regalos

En Japón la forma de envolver los regalos es todo un arte al que se denomina Furoshiki, prestan mucha atención y aprecian la forma en cómo se envuelve y ata el regalo, ya que se considera especialmente simbólico y expresa lo que se siente hacia esa persona.