Factores a considerar para contratar un proyecto de arquitectura

Tenemos en nuestra mente esa vivienda nueva, local a rehabilitar o casa antigua a reformar por completo. Pero…¿sabes cuáles son los aspectos que debes considerar a la hora de contratar a un profesional para que te redacte un proyecto de arquitectura?

Vamos a definir en qué consiste un proyecto de arquitectura para poder completar la visión de futuro de tu sueño.

¿Qué tipos de proyectos de arquitectura y construcción existen?

Es vital contratar a un profesional para que te ofrezca asesoramiento a la hora de escoger el proyecto arquitectónico más adecuado a tu objetivo.

En el artículo 10 de la Ley de Ordenación de la Edificación aprobada en 1999, se especifica la titulación que debe tener el profesional que realice el proyecto de arquitectura, según el tipo de obra. Se detalla que puede ser un ingeniero, ingeniero técnico o arquitecto técnico.

Debes de tener en cuenta que cualquier tipo de proyecto de arquitectura que se puede realizar, debe estar adecuado bajo la normativa general estatal y municipal.

Existen varios tipos de arquitectura y de construcción, estos son:

1. Proyecto de reforma: en la que puede ser de obra mayor o de obra menor.

  • Obra menor: es la reforma en la que no es necesario derribar muros, ni modificar el volumen de la superficie, así como la distribución de los espacios. Es decir, ninguna alteración del uso del espacio, ni a su estructura, ni al edificio en sí. Por ejemplo: cambiar el suelo, los revestimientos o pintar la casa. Muchos ayuntamientos han considerado que en las obras menores tan sólo se necesita una declaración responsable o comunicación previa, en sustitución a la licencia de obras menores. Este tipo de obras no necesitan de proyectos de arquitectura.
  • Obra mayor: aquella reforma integral, en el que se va a cambiar la distribución de los espacios o pueda alterar la estructura del edificio, como tirar muros de carga. Por ejemplo: unir la cocina con el salón, tirar un muro de carga y añadir una viga de soporte, o crear una nueva habitación. El profesional redactará un proyecto de arquitectura de obra mayor y la presentará al ayuntamiento.

2. Proyecto de obra nueva: es el más complejo, ya que debe redactarse todos los aspectos, como un lienzo en blanco. A partir de un solar o terreno, se deberá crear un inmueble habitable y legal.

Deberá seguir todos los pasos de su tramitación (indicados en el último apartado).

3. Proyecto de rehabilitación: se redacta a partir de una vivienda o inmueble claramente deteriorado, bien por lo años o por algún incidente (incendio, terremoto, aluminosis…). Se podrá hacer de forma parcial o total, en función del daño que sufra. Por ejemplo, podrá ser una rehabilitación de la fachada o una rehabilitación completa de un caserío de 200 años de antigüedad.

4. Proyecto de estructuras: es aquel que garantiza la sostenibilidad, solidez y garantías de la estructura del edificio. Debe garantizar que soporta el peso de la construcción y sus cimientos sobre el terreno. También es necesario para construcción de altillos o construcciones de piscinas en la terraza, por ejemplo. Si fuese obra nueva, este proyecto también estará incluido en el proyecto principal.

5. Proyecto de instalaciones: tal y como establece la normativa y en base a la FENIE, este proyecto de arquitectura de las instalaciones (fontanería, electricidad, climatización, contra incendios, etc), deberá incluir: memoria, pliego de condiciones, planos y presupuesto.

Si la obra fuese nueva, este proyecto estará ya incluido en el de la obra.

¿Cuánto cuesta un proyecto de arquitectura?

Dependiendo del tipo de proyecto, honorarios del arquitecto o ingeniero, y la aplicación del Presupuesto de Ejecución Material (PEM) (4-12 %), su precio varía. Por ejemplo:

  • Proyecto de reforma de obra menor: 7,5 € / m²
  • Proyecto de reforma de obra mayor: 20 € / m²
  • Proyecto de nueva construcción de vivienda unifamiliar: 40 € / m²
  • Proyecto de rehabilitación de vivienda rural: 30 € / m²
  • Proyecto de reforma de obra mayor para local comercial: 20 € / m²

(Precios orientativos).

¿Cómo se ejecuta un proyecto de arquitectura?

A excepción de las obras menores o reformas de poca consideración, los proyectos de arquitectura se realizan mediante los siguientes pasos:

1. Estudio de la viabilidad del proyecto

Se hace un estudio previo de la ubicación y las características del futuro inmueble o a rehabilitar / reformar.

También se analizarán las normas urbanísticas existentes y si la vivienda los cumplirá.

En esta fase, se redactan memorias, bocetos, planos y estimación de coste total.

2. Anteproyecto

En la segunda fase del proyecto de arquitectura, se redactará el anteproyecto. En él se detalla la memoria de las soluciones de construcción adoptadas, planos de plantas, secciones sin acotar y alzados. También se hace estimación de coste.

3. Proyecto básico

Ya aquí se detallan las características de la obra con detalle, así como la justificación de cada solución adoptada. La memoria es muy descriptiva, los planos son a escala y los costes se detallan y justifican.

Este documento es esencial para solicitar la licencia urbanística.

4. Proyecto ejecutivo

Se especifican los materiales, los equipos, así como la memoria de estructura y cimentación, pliego de condiciones técnicas, esquemas de instalaciones, precios unitarios, etc. Este documento deberá presentarse a la gerencia o concejalía de urbanismo del ayuntamiento para poder empezar la obra.

5. Dirección de obras

Una vez que se tengan los permisos para poder comenzar la obra, el ingeniero, aparejador o arquitecto dirigirá y coordinará la misma, con el fin de que se cumpla a rajatabla todos los procesos detallados en el proyecto de arquitectura.

6. Certificado de fin de obra

Una vez finalizada la obra, tanto el arquitecto como un inspector del ayuntamiento o urbanismo, comprobarán que todo lo detallado en el proyecto de arquitectura se ha cumplido, y que la vivienda cumple con los requisitos técnicos, de seguridad y legales para autorizar su habitabilidad.

Una vez presentado y aprobado este certificado de fin de obra, el propietario o inquilino podrán habitar el inmueble.

¿Listo para hacer realidad tu sueño?