Fotógrafos de boda

A raíz de la incesante y agotadora búsqueda que he tenido que realizar junto a mi prima para localizar a un buen fotógrafo para su boda, me he dado cuenta de que los fotógrafos son carísimos pero, además, hay algunos que no se merecen ni tres euros por su trabajo. Hemos conocido casos de personas que pagaron la mitad a modo de reserva y luego el fotógrafo desapareció sin dejar rastro y casos de parejas que contrataron los servicios de un fotógrafo profesional y quien se presentó en el día de la boda no era más que un aficionado con una buena cámara que, obviamente, sacó fotografías de calidad mediocre. Impresionante.

Tras encontrar y seleccionar al fotógrafo para la boda de mi prima, he querido ir un poco más allá y buscar referencias en la red para, como siempre, traeros los mejores profesionales del sector según los foros y opiniones de clientes en Internet y, de paso, contaros algunas cosas que he llegado a averiguar.

Casos reales

Caso 1. Fotógrafo freelance contratado por pareja de Alicante. Todo correcto en la boda e incluso reciben un cd con las fotos. Habían pagado 1800 euros por el reportaje de la boda, las fotos y un álbum por todo lo alto. El álbum jamás lo recibieron y el fotógrafo desapareció.

Caso 2.  Fotógrafo Amateur que se quiere sacar unas pelas. Les pide 1500 euros a una pareja por el reportaje preboda y del día de la boda, todas las fotografías sin marca de agua, una ampliación en blanco y negro y un álbum con 150 imágenes seleccionadas. El matrimonio recibió todo un mes y medio después de la boda. Calidad ínfima de fotografías, peor que una cámara desechable, imágenes poco nítidas e incluso borrosas. Horrendo.

Caso 3. Fotógrafo supuestamente profesional que cobra gran parte del trabajo (2000 euros) y desaparece de la faz de la tierra.

Consejo: no contratéis freelance ni tampoco a fotógrafos por Internet sin ver su estudio y su portafolio.

Los mejores fotógrafos de boda en Internet

Hevia Fotógrafos: Es una empresa familiar con muchísimos años de experiencia a sus espaldas. Trabajan sobre todo en Asturias. En los foros sobre bodas hablan realmente bien de ellos porque, según palabras textuales, consiguen captar la naturalidad de momento sin poses forzadas y trabajan cuidando especialmente la luz, las composiciones limpias y buscando siempre la elegancia de la imagen.

Jesús Vidal: Es un fotógrafo profesional de Santander que se desplaza a cualquier parte de España para realizar sus reportajes fotográficos. Busca siempre la emotividad y naturalizad en sus fotografías y se ha hecho famoso por ser capaz de contar toda la narración del día de la boda mediante imágenes. Nunca le falta detalle alguno en su trabajo destaca la originalidad y la creatividad ante todo.

Aday Ortega: Este fotógrafo de bodas de Las Palmas, en Gran Canaria, sería mi primera opción si viviera en las islas porque es fotógrafo por vocación. Él no habla de estudios y de técnica, que la tiene por supuesto, habla de esa pasión que tiene por captar el instante perfecto.  Trabaja tanto en estudio como en exteriores y hace, sobre todo, fotografía social y documental. Por eso, cuando trabaja como fotógrafo de bodas, sabe captar la parte de la historia que realmente se quiere contar. Es como tener a alguien haciendo un documental del día más especial de tu vida. Fantástico su portfolio, me ha encantado.