Ahorra tiempo al organizar una fiesta en casa

La vida te sorprende cuando menos te lo esperas, y eso suele ser cuando más ocupado estás. Y este es el caso que me trae a explicar mi situación. La semana pasada tuve uno de mis mejores amigos consiguió aprobar la oposición de bombero, y después de tanto tiempo estudiando, se merecía una fiesta en condiciones.

Pero justo en ese momento estaba inmerso en mi trabajo, y no podía organizar ninguna fiesta, ni si quiera para mí. Por suerte hoy en día puedes hacer muchas cosas sin moverte sin del despacho. Y siempre puedes encontrar buenas ideas para otras ocasiones, porque de una manera o de la otra encuentras verdaderas genialidades.

La creatividad fluye en este tipo de ocasiones, porque con solo buscar algunos posibles platos en san Google, encuentras verdaderas maravillas, con una pinta estupenda. A mi me encantó la idea de pequeños tarros de vidrio, como en los que se guarda en la mermelada, en los que había salmorejo (una de las comidas favoritas de mi amigo). También me llamó mucho la atención los platos que están servidos en pizarra, el toque de contraste es muy original.

Y para ser sincero, yo nunca he tenido que organizar una fiesta para muchas personas. Y es que en este caso, tenía que organizar una fiesta para unas ochenta personas. Este es un dato muy relevante, sobretodo cuando quieres que la fiesta tenga el nivel que merece la persona. Cuando organizas algo grande, merece la pena tener ideas grandes.

Yo decidí organizar una gran fiesta en el chalet del padre de mi amigo, que permitía albergar a una gran cantidad de personas que iban a asistir. Y dado que tenía solo 5 días para organizar la fiesta, teníamos que darnos prisa. Para haceros una idea de lo que imaginé, quería hacer un catering en la piscina, después de darle una gran sorpresa a mi amigo. Y luego por la noche organice una gran timba de póquer y una pequeña discoteca.

Cuando las cosas salen mal

Cuando tenía la idea, decidí llevarla a la práctica. Pero fue muy difícil encontrar a empresas que en un breve lapso de tiempo, tienen la capacidad de organizar el catering, o no atienden con rapidez para que todo salga a tiempo. Esto genera mucho estrés, sobre todo cuando el reloj sigue corriendo, y ves que no hay casi nada listo.

Me pareció mucho más sencillo contratar a un “dj”, con el equipo de música, luces y demás, que contratar un buen servicio de catering. A la hora de la verdad, y tras mi experiencia, son muy pocas empresas en las que en un lapso de 3-4 días, pueden tener montado todo un servicio con todo lo que implica, con personal incluido. Y sobre todo teniendo en cuenta que nosotros teníamos ideas muy claras de lo que queríamos, e íbamos a pedir cambios en algunos platos de los servicios, ya que normalmente no se incluían.

En un momento dado nos planteamos reducir las personas invitadas, y contratar a un chef privado. Personalmente no conocía que existieran cocineros profesionales que fuesen a tu casa, con todos los ingredientes, y que cocinaran unos platos que parecen salidos de un restaurante. Esta es una opción que me guardo en el bolsillo, ya que es una opción super interesante a la hora de sorprender a unos invitados.

Al final nos decidimos por realizar un catering, ya que encontramos a una empresa que nos prestaba el servicio, con los cambios en los menús que queríamos, y en el tiempo disponible. Esta empresa es Catering Delisi, una empresa de catering en Madrid, con una gran profesionalidad. No pudimos acabar mejor la fiesta., y que tiene un concepto de catering personalizado según las necesidades del cliente. Fue sorprendente la profesionalidad de la empresa, dado el poco tiempo, y la excelente comida que sirvieron. Sin duda fue todo un acierto. Aunque un consejo os puedo dar, para no andar con urgencia de última hora, siempre es mejor mirar las cosas con más tiempo.

La fiesta fue todo un éxito, todos nos divertimos mucho, la comida estuvo y el servicio estuvo genial. La gente quedó contenta, y mi amigo totalmente sorprendido.