¿Se debe contratar a un abogado para realizar trámites de extranjería en España?

Los abogados en extranjería son aquellos que ayudan a las personas y sus familiares a realizar trámites relacionados con su residencia, su trabajo, sus estudios, sus renovaciones, su nacionalidad en un país extranjero en el que desean regularizar su situación con estatus legal que les permita trabajar y desenvolverse como un ciudadano más.

Estos abogados deben tener conocimientos y experiencia en el manejo de estos tipos de caso, de hecho, deben ser expertos en especifico en la regularización de ciudadanos del país del cliente dentro del país en donde se está contratando el servicio, para garantizar que su ayuda sea eficiente y se logre el resultado esperado.

No obstante, si es verdad que no es obligatorio realizar este tipo de tramites en la compañía de un asesor legal, sino que el ciudadano, armado con paciencia y mucha información puede pasar a través del proceso completamente solo y salir airoso del mismo. Por lo tanto, son muchos los que deciden horrarse en ayudas y no contratar a estos especialistas en materia.

Entonces la duda persiste ¿se debe contratar o no a estos abogados y que es lo más recomendable? Sigue leyendo que te ayudaremos a aclarar tu duda.

¿Cuál es el trabajo de los abogados de extranjería?

Se entiende por Derecho de Extranjería, Derecho Migratorio o Derecho de Inmigración aquella rama del Derecho que agrupa las normas y leyes que reglamentan el movimiento de personas entre países, y dictamina cuáles serán las condiciones para el ingreso, la permanencia y la salida de los extranjeros.

Así esta incluye diferentes perfiles como: tramitadores, gestores, presentadores… Siendo que la diferencia de estos con un abogado en materia, es que este último abordará la situación desde un punto de vista jurídico, y tiene las habilidades para reconocer más factores y más detalles en cada caso, estando preparado para cualquier eventualidad.

Entonces, sus tareas son: en primer lugar, brindar asesoramiento sobre cómo tramitar la nacionalidad, el Arraigo Social, Arraigo Laboral, Tarjeta Comunitaria, reagrupación familiar, refugio o asilo, permisos de trabajo, cancelación de antecedentes penales, u otrs tramites.

En segundo lugar, ofrecer orientación y defensa letrada en procedimientos como: denegación de nacionalidad, denegación de residencia, desestimación de asilo, desestimación de visado, expulsión en la comisaría de la policía, etc.

Servicios que brinda un abogado especialista en extranjería

En el apartado anterior ya entendimos cuales son las tareas con las que cumple la figura del abogado en extranjería, ahora hablaremos más a fondo sobre los servicios que ofrecen.

Nuestros amigos expertos en materia de Tramites Fáciles Santander nos comentan que los servicios abarcan todos aquellos relacionados con los diferentes trámites de extranjería e inmigración, y que van desde la revisión del caso y la documentación necesaria, hasta la asistencia presencial correspondiente cuando sea necesario.

Asimismo, garantizan los conocimientos necesarios para acompañar durante todo el proceso de regularización en España sea cual sea el medio que se escoja para ello, ya que sabemos que uno puede tramitar su nacionalidad por diferentes vías según cada caso. Incluso, ellos mismos pueden ayudarte a evaluar tu situación y asesorarte al escoger la vía que es mejor y más conveniente para ti.

Además, también te ofrecerá asistencia para tramites complementarios como cancelar antecedentes penales y policiales, algo completamente necesario para solicitar una nacionalidad española. O podrá a ayudar a homologar un título si eso es lo que necesitas para regularizar tu situación laboral en el país.

Pero, entre sus funciones más importantes están la de ser un defensor en caso de que algo salga mal y haya que presentar un recurso, o peor, te hayan hecho una propuesta de expulsión y necesites que alguien te ayude a interceder con una alegación o recurso y evitar la deportación.

¿Es obligatorio contratar a un abogado de extranjería para conseguir tu nacionalidad?

Aquí llegamos ya a la primera parte de la gran duda en relación al tema, y es que NO es obligatorio contratar estos servicios para conseguir tu ansiada nacionalidad. Puedes hacerlo todo por ti mismo, informándote y gestionando tu mismo tus documentos y procesos. No obstante, la importancia de la figura del abogado no yace en que sea por un carácter de obligatoriedad, sino más bien por razones de ventajas sobre el trámite.

¿Por qué es bueno contratar a un abogado en migración?

Tramites Fáciles Santander nos cuentan cuales son las ventajas de las que gozas si decides contratar a un abogado en inmigración y no hacer el trámite tu solo:

  • No perderás tiempo haciendo averiguaciones por tu parte en la web intentado averiguar cual es el trámite que mejor te conviene y que pasos hay que seguir, con el riesgo de tomar una mala decisión o de perderte de algo en el proceso.
  • No correrás riesgo de cometer errores en la recaudación de tus documentos, los formularios que debes rellenar, las tasas que debes pagar y que te harán más engorroso y lento el trámite.
  • No tendrás que pasar solo por comparecencias en persona, devolución de documentos, o si algo sale mal y te niegan tus intentos de residir de forma legal en el país.
  • Tendrás un guía durante todo tu proceso que sabrá exactamente que hacer, cuando hacerlo, y donde, y como afrontar cualquier percance que pueda surgir durante tu camino hacia la nacionalidad española.
  • Te ayudará a realizar todo tu tramite de la forma más rápida y eficaz
  • Tendrás a tu disposición una fuente confiable de información que te aclarará cada una de las dudas que puedan ir surgiendo.
  • Tendrás a un experto en la realización de estos tramites que ya ha realizado el proceso en otras muchas ocasiones y que conoce todos los recovecos de este camino legal por el que tu estás transitando a penas por primera vez. Así, este pondrá todo este conocimiento a tu disposición y para ayudarte a lograr tu cometido. Además que te evitará que gastes de más y que caigas en esfuerzos innecesarios.
  • Evitarás caer en errores por desconocimiento y tendrás a alguien que salga en tu defensa en caso de algún error administrativo.
  • Te podrá garantizar que sea cual sea el medio de tu elección y los altibajos que puedan haber en el proceso, tendrás el éxito deseado con tu solicitud.

Y así, la lista puede segur dependiendo del caso que se lleve entre manos y de las necesidades de cada cliente.

¿Abogado o gestor?

Otra duda muy frecuente es saber si es mejor contratar a un gestor a o un abogado para gestionar el expediente de extranjería; y es que también se suelen confundir mucho estas figuras.

Un gestor puede tramitar la solicitud de un visado o permiso de residencia de la misma forma que un abogado, pero de todas formas no siempre es la opción recomendada. Esto porque un gestor se limitará solo a enviar tu expediente de solicitud al consulado español en el país de origen u oficina de extranjería correspondiente, y ahí terminará su trabajo.

Entonces, si llega a suceder que te la deniegan, situación que se suele dar mucho, deberás hacer una apelación a tu caso o comenzar un proceso judicial para conseguir la aprobación que tanto quieres, y esto solo lo hace un abogado.

Así, al no haber contratado uno desde el principio tendrás que conseguir uno con urgencia y te saldrá más caro que tome el caso desde ese punto cuando era otro profesional quien se estaba encargando en una primera instancia.

En palabras simple, un gestor no te ayudará de tener que presentarte ante un juzgado como si lo puede hacer un abogado.

El precio que hay que pagar

Por supuesto, todo servicio tiene un coste y en el caso de los abogados, en cualquier rama que sea, es un factor que hay que evaluar con mucho cuidado.

Por ejemplo, hay muchos abogados que suelen cobrar 500 euros de media por dicho trámite, y puedes conseguir asimismo ofertas más altas o bajas que ello, muchas veces con grandes diferencias. Así, podemos sentirnos tentados a optar por la opción más económica, pero recuerda que siempre en la vida conseguimos justo por lo que pagamos.

Entonces, debes preguntarte si quieres tener una ayuda a medias, unos conocimientos y experiencia algo corta y un defensor que no tenga las herramientas para representarte como se debe, o si prefieres invertir lo necesario en una asesoría profesional del tamaño de lo que tienes entre manos.

Eso sí, si es verdad que hoy en día no tienes que invertir demasiado, ya que muchos abogados están intentando bajar sus precios de forma de mostrarse competitivos en el mercado, ya que así pueden conseguir muchos más clientes.

El problema que debes evaluar allí es que al tener más clientes, menor será el tiempo y la atención que le pueda dedicar a cada uno de ellos. En fin, la profesionalidad tiene un precio y unos honorarios altos, en este caso indican, que estamos confiando nuestro tramite a las mejores manos, las más profesionales, confiables y comprometidas con nuestro objetivo.