Si no quieres gastar en una culata nueva… compra una reciclada

Tanto hablar de culatas, y al final no sabes ni para qué sirven. ¡Ni que fueran tan importantes! Pues sí lo son. Y es que la culata es una de las estructuras más importante de tu coche, porque soporta ya que sirve varios elementos del motor. Así que si quieres saber algo más acerca de las culatas, continua leyendo este artículo, de esta forma no serás el único que se queda callado, y tan solo afirma, cuando la gente tiene una conversación sobre coches. Presta atención, y la próxima ve, podrás decir algo. ¡Empezamos!

Qué es una culata

Empezaremos por explicarte qué es una culata y para qué sirve. La culata, es un bloque de metal, normalmente de hierro fundido o aleación de aluminio, que cierra la parte superior de los cilindros de un motor de combustión interna, lo que evita las pérdidas de compresión. La combinación de estos dos materiales, aporta resistencia y rigidez, pero además, son muy buenos conductores del calor, lo que permite expulsarlo al exterior de la cámara, lo que mejora de manera significativa el rendimiento del automóvil.

Las culatas de aluminio, son buenas conductoras del calor y además son más ligeras, pero como desventaja, tiene que ofrecen peor resistencia al roce de los pistones. Para contrarrestar este efecto, suelen incluir un revestimiento de acero. Otra cosa negativa, es que son más caras que las de hierro.

Puede que no la parezca a simple vista, pero la culata es uno de los elemento más complejos de un coche, ya que está compuesto por otros muchos elementos, de forma que, si uno se estropea, podría afectar a toda la estructura.

Entre sus principales componentes tenemos los siguientes:

  1. El tren alternativo: cigüeñal, bielas y pistones…
  2. Las válvulas de admisión y escape.
  3. El árbol de levas
  4. Orificios para las bujías o precámara
  5. Conductos para la refrigeración

Si notas que sale humo blanco por el tubo de escape cada vez que coges el coche, posiblemente tengas la culata estropeada. Esto es un síntoma de que ha entrado agua durante a combustión, por culpa de una rotura o filtración. Ha llegado la hora de cambiarla, amig@, y no puedes esperar ni un minuto más.

Culatas reconstruidas

Sí, sabemos que son caras, pero te proponemos una alternativa a la compra de una culata convencional, una culata reconstruida. En H.I.A disponen de un amplio equipo profesional, altamente cualificado, que puede rectificar la culata de tu vehículo con el fin de repararla tras un daño importante en alguna de sus piezas. Además, ofrecen su servicio de venta de culatas reconstruidas para motores industriales, furgonetas y turismos de las principales marcas del mercado con una garantía avalada por su enorme experiencia y profesionalidad.

Todas las culatas reconstruidas que comercializan y distribuyen en esta empresa, cuentan con todos los elementos rectificados o nuevos y una verificación del correcto montaje que permite y asegura un correcto funcionamiento del motor de nuestro vehículo durante miles de kilómetros. La culata reconstruida permitirá un ahorro importante, y funciona exactamente igual que una culata nueva, diferente según el modelo del coche y la marca.

También tienen culatas reconstruidas en reconstruidos Mober, S.L. una empresa que nace de la idea de Diego del Barrio y Daniel Santos, dos profesionales que formaron parte del equipo de VEGE y que prestaban sus servicios como responsable de la sucursal y responsable técnico de la multinacional holandesa. Juntos decidieron emprender en Requena una empresa especializada en el producto reconstruido, producto que conocen a la perfección, ya que entre ambos acumulan más de 30 años de experiencia tanto en gestión, como en ventas y servicio técnico. Mober es el primer distribuidor realmente especializado en productos reconstruidos para el taller.

Y es que los productos reconstruidos son mucho más económicos y ecológicos, ya que al no tener que construirlo de cero, se ahorra una importante cantidad de energía y como consecuencia, de dinero. Si no quieres gastar dinero innecesariamente, a la vez que contribuyes a cuidar el planeta, no lo dudes, elige siempre productos reconstruidos. Ofrecen la misma calidad y funcionan como si se tratase de productos nuevos, porque de hecho, lo son, ya que se fabrican a partir de piezas nuevas.