Una mala calidad de las ventanas pone en riesgo un adecuado aislamiento acústico

Conseguir ser felices en esta vida depende de varias cosas. En primera instancia, debemos quitarnos falsas realidades de la cabeza. Es cierto que el dinero no da la felicidad, pero ayuda mucho a conseguirla, así que tener un buen trabajo es importante para ser felices (y no solo por el dinero que nos proporcione ese trabajo, sino también por las facilidades que traiga consigo). Por otro lado, una buena salud física y mental, una relación alegre con nuestros seres queridos y amigos y una vivienda que cumpla con los requisitos mínimos que exigimos son factores más que interesantes para conseguir el objetivo de ser feliz.

En los párrafos que vais a leer a continuación se comentarán aspectos relativos a una de las cosas que ya hemos mencionado y que es la importancia de la vivienda para alcanzar la felicidad. Estamos hablando de algo que debemos cumplir cuanto antes. En el hogar pasamos la mayoría del tiempo cada día, así que resulta clave que nos sintamos cómodos, seguros y bien en el lugar que hemos escogido para vivir. Imaginaos cómo sería una vida en la que el lugar en el que pasamos doce o más horas cada jornada no satisface nuestras necesidades. Sería complicado enfrentarse a una situación así.

Por tanto, tenemos que hacer todo lo posible por convertir nuestro hogar en ese lugar en el que siempre queremos estar. Para ello, hay que tener varios asuntos en la cabeza: que la vivienda sea lo más amplia posible es necesario. Su iluminación, la cercanía de transportes públicos, supermercados o algún centro médico también son importantes. Pero, sin duda, una de las cuestiones de la más alta relevancia es que la vivienda tenga garantizado el aislamiento tanto térmico como acústico. Tenerlo o no tenerlo puede marcar la diferencia entre la felicidad o justamente lo contrario.

En una noticia que publicó el diario El Mundo en su página web en el año 2015 se indicaba que el 80% de las viviendas españolas no cuenta con un aislamiento acústico suficiente. Este dato es demoledor y deja claro que cuatro de cada cinco personas en este país están en riesgo de que el ruido no le permita tener una vida tranquila en el hogar. No cabe la menor duda de que hay que hacer algo al respecto. De lo contrario, la vida hogareña que tan importante es para alcanzar la felicidad se encuentra entre la espada y la pared.

Los riesgos para la salud que van asociados a todo lo que tiene que ver con la falta de aislamiento acústico en las viviendas son bastante grandes. En primera instancia, potencian un problema como lo es la falta de sueño, que es peligrosa y que puede hacer que nuestro descanso se resienta con todo lo que eso lleva consigo. Además, el ruido es uno de los causantes de la ansiedad, el estrés o la depresión, problemas de índole mental que nunca se han tenido demasiado en cuenta y que ahora, por lo menos, sí que parecen ser importantes para una parte de la población.

¿Cuál es el elemento indispensable para conseguir un aislamiento acústico que sea suficiente para vivir sin problemas de ruido en nuestro hogar? No cabe la menor duda de que ese elemento es la ventana. Desde La Ventana Perfecta, ventanas PVC a los mejores precios online, nos han indicado que la cantidad de problemas de aislamiento acústico que sufren la mayoría de las casas y pisos de este país se deben a la mala calidad de las ventanas que, en su día, se instalaron ahí. Cambiarlas es una necesidad y, por suerte, parece que cada vez son más los que se animan a hacerlo.

No hay que olvidarse del aislamiento térmico

Al igual que el acústico, el aislamiento térmico también tiene una gran importancia en lo relativo a la comodidad de las personas en el hogar. Y, también como ocurre en ese caso, hay bastantes deficiencias en las viviendas españolas. Estar pendientes de un aspecto como este también es importante para ganar en calidad de vida y, por ende, en felicidad. Y es que no cabe duda de que todo lo que sea convertir nuestro hogar en un lugar mejor es algo que vamos a agradecer. Lo que nos cueste en materia económica no ha de ser considerado un gasto, sino una inversión.

Estamos seguros de que hay una enorme cantidad de personas en este país que saben de primera mano algunos de los aspectos que os hemos comentado y que ya están trabajando en poner las soluciones necesarias para hacer de su hogar el mejor de los lugares en el mundo. Los aislamientos siempre van a ser realmente claves para conseguirlo. Saber que tenemos la posibilidad de mejorarlos es algo que siempre nos deja más tranquilos y tranquilas.