La mejor opción para tu piscina

Los sueños que puede tener una persona son muy variados. Están los de viajar, los de formar una familia, ayudar a terceras personas. Pero cuando de confort se habla, hay una imagen que seguro que se nos viene a todos a la cabeza. Seguro que en más de una ocasión te has imaginado en un chalet con piscina. No es de extrañar, es uno de los sueños que más tenemos y tiene su significado. Tu dentro de ella, subido en una colchoneta, con una caña en una mano y disfrutando de una maravillosa tarde. Afortunadamente para vivir esa situación no tienes que esperar a que te toquen los Euromillones.

En los últimos tiempos, el precio de las piscinas ha dado un giro importante. Son precios ajustables a los bolsillos de los mortales. Además, la tecnología se ha sumergido de lleno en este sector y ahora podemos ver piscinas de calidad a un precio asequible. Hoy os quiero hablar de cómo está la situación en el mercado y lo que puedes encontrar en él. Quizás el sueño de verte en una piscina está más cerca que nunca.

Piscinas de poliéster

Mi recomendación es la apuesta por una piscina de poliéster. Las piscinas de poliéster son una ventaja frente a la construcción tradicional de hormigón pues son más económicas y su instalación es mucho más rápida y sencilla. Además, la facilidad de limpieza que aporta este material y su fácil mantenimiento ayuda a tener la piscina de poliéster impoluta y como nueva casi sin esfuerzo.

Estas piscinas prefabricadas de poliéster cuentan con materiales altamente resistentes, lo que garantiza su durabilidad y su firmeza. Ahora en el mercado disponen de una gran variedad de modelos de piscinas prefabricadas de poliéster  a precios magníficos con distintas dimensiones, para que puedas seleccionar aquella que más se adapte a sus necesidades. Ahora mismo puedes tener una piscina de poliéster por 2.300 euros, según nos informan desde Poliéster Euro Sur. En su opinión es la mejor opción ya que hay una gran variedad de modelos de piscinas prefabricadas de distintas medidas, capacidades y formas. Además se realizan trabajos a medida en función de las necesidades. Y es que no siempre el hueco que tenemos disponible para la piscina es el adecuado.

Prefabricadas

No hay duda de que las piscinas prefabricadas son un tipo de piscina que cada vez está siendo más solicitada. En gran parte porque cuentan algunas características muy interesantes así como ventajas que la hacen más factible en gran parte de las instalaciones.

Ya hemos hablado de su precio y de su calidad, pero también existen otros motivos por lo que pueden ser la mejor opción para cumplir nuestro sueño.

La limpieza de una piscina siempre es engorroso y muchas veces caro. Pues bien, la limpieza de una piscina de poliéster es mucho más sencilla y nos evita una buena parte de los gastos en mantenimiento. Recuerdo que siempre que iba a la piscina de un amigo, el problema era que nadie quería limpiarla. Las broncas con su hermano eran de órdago. Y es que el mantenimiento no es nada fácil.

Otro punto fuerte es que la puedes tener en seguida. Puesto que se instala en un tiempo muy inferior a una piscina de hormigón. Además de que ahorramos una gran cantidad de molestias puesto que se reduce la suciedad, y por supuesto, en el caso de que haya que realizar cualquier tipo de reparación, el proceso también es mucho más simple, rápido, limpio y económico. Al tratarse de piscinas de fibra, se utilizan resinas de poliéster para cualquier tipo de arreglo que sea necesario, y eso lo vamos a notar en caso de una posible avería.

Hace años se incluía como una limitación en estas piscinas la falta de modelos, pero esto ya es historia. Hace años el cliente debía ceñirse a los modelos existentes de piscinas prefabricadas. Sin embargo, el mercado actual es muy amplio y variado en cuanto al diseño. Ya se pueden encontrar piscinas de todos los tipos, tamaños, formas, colores, etc. Siendo sinceros, el único problema que puedes encontrar es la limitación de altura.

Las prefabricadas de más de 10,75 metros de longitud, 4,15 metros de ancho y 2,10 metros de profundidad no se hacen. ¿Por qué? Pues sencillamente porque de lo contrario sería muy difícil transportar la piscina desde la fábrica a la vivienda. Es el único pero que puedo encontrar. Pero aunando todo, creo que las piscinas de poliéster son la mejor opción.