Las principales estrategias de venta en el supermercado

¿Te has dado cuenta de que cada vez que vas al supermercado sales de el con un montón de cosas que ni tenías pensado comprar, ni tampoco necesitas, probablemente?, ¿Por qué ocurre esto? Pues bien, el caso es que en estos establecimientos se usan técnicas muy eficaces y ampliamente estudiadas para hacer que el producto más atractivo para el consumidor y que compre más. Es decir, lo que hacen es que el producto entre por la vista, que llame la atención del cliente, y provocando en el mismo, el deseo de comprar. Grandes letras, mensajes sugerentes y llamativos, colores brillantes, imágenes seductoras y por supuesto, la mejor zona del súper.

Si quieres saber más acerca de los trucos que usan las grandes superficies para hacer que el cliente y la clienta compren más, continua leyendo este post.

Exposición de los productos en los lugares adecuados

Los expositores cumplen una misión fundamental en los grandes establecimientos en los que la mayoría de las personas hacen a diario sus compras, ya que permiten mostrar los productos, haciendo que destaquen sobre los demás, y despertando el interés del consumidor y consumidora.

Es por esto que en el súper colocan los artículos en promoción, las ofertas, las novedades o los productos con algo margen de beneficios en los expositores. Está comprobado que son una gran tentación para el público, que acaba por sucumbir a los encantos de los cantos de sirena, que inevitablemente, les dirige a una dirección, previamente determinada. El plan funciona a la perfección. Con la idea de ayudar a la promoción de productos nace la empresa Artesanías Oviedo, expertos en el diseño de expositores comerciales y publicitarios, de sobremesa, de suelo, displays, equipamiento y mobiliario comercial para el punto de venta…ofreciendo una gran cantidad de materiales distintos, madera, metal, metacrilato, plástico, PVC… Si necesitas un expositor, del tipo que sea, lo encontrarás aquí.

La zona de caja

La caja es uno de los lugares favoritos por estos establecimientos para colocar los expositores y en estos se colocan los artículos de compra impulsiva, como chocolatinas, caramelos, chupas, chicles, etc. Mientras esperas en la caja, es muy frecuente comprar alguno de estos productos que parece estar llamándote a gritos. Y si hay niños, la tentación es tan irresistible, que las mamis y los papis, se ven obligados a comprarle lo que pidan para que no sigan montando el cristito.

Productos escondidos

En las zonas con menos visibilidad suelen encontrarse los productos de primera necesidad como el pan, la leche, el agua o los huevos. Y esto es así porque estos productos no necesitan de una estrategia de venta, porque se venden solos. Además, al colocarlos en zonas de poca visibilidad, como, el fondo del establecimiento y a menudo, separados, obliga al cliente a pasearse toda la tienda. Pero que listos, ¿verdad? Y hay un hecho evidente, existe una relación directamente proporcional entre el tiempo que una persona pasa dentro del súper y la cantidad de dinero que gasta.

Las esquinas, donde el enemigo se esconde

Las ofertas especiales y las promociones suelen colocarse en las esquinas de los pasillos, que son las zonas de mayor visibilidad, y al consumidor le encanta, incluso más que los lineales centrales, que en principio son los más visibles.

Está comprobado que aunque no lleven ningún descuento, si se ponen los productos en las esquinas de los pasillos las ventas de los mismos tienden a aumentar. Y esto es porque el cliente asocia esta zona con las ofertas y promociones.

La fruta aplastada sabe mejor

Al final la fruta siempre llega aplastada a casa, ¿por qué? Pues porque, por norma general, las frutas y verduras se colocan a la entrada del súper, y entonces, se cogen en primer lugar, y a medida que se se compran productos se van colocando encima de la fruta. Bonita manera de estropearla. Pero esta es una técnica muy eficaz que anima al cliente a comprar, ya que el consumidor tiende a sentirse mejor consigo mismo, su conciencia se relaja tras comprar este tipo de productos sanos, y así,cuando llena el carro de cheetos, doritos y donuts, no se siente tan mal.

El precio

Constituye otra interesante estrategia de ventas, ya que las ofertas, promociones y descuentos, resultan enormemente atractivos para los clientes. Cuando se trata de artículos en promoción, el precio suele ir delante de los mismos, destacado, mientras que si se trata de artículos de lujo, el precio va detrás o simplemente no aparece, ya que lo importante no es el precio, sino el producto en sí.