Reglas básicas para el uso de un tocado

Los tocados son un elemento tendencia en la moda, no obstante, no siempre sabemos en que situaciones utilizarlos, como llevarlos y de que forma combinarlos.

Por ello, hemos consultado  a los expertos en materia de TocadoStyle y te traemos una guía completa sobre el uso correcto de los tocados en eventos sociales. Sigue leyendo.

El tocado y sus reglas de etiqueta

El tocado o la pamela es un acompañante del vestido, cuyo tamaño se va reduciendo conforme van pasando el día. Es decir, si queremos usarlo por la mañana, los grandes son ideales, ya que nos sirven para taparnos del sol. Mientras que, por la tarde o la noche, se recomiendan los de menor tamaño, a forma de accesorio para complementar nuestro look.

No obstante, no son muy recomendados de llevar por la noche. Lo mejor es llevar nuestra cabellera libre y al natural, y si se quiere adornar, mejor con un accesorio discreto. De hecho, los expertos dicen: «los sombreros están totalmente prohibidos en el cóctel, solo se pueden lucir hasta la cinco de la tarde, minutos después, este vistoso complemento está fuera de horario.”

  • Acorde con el estilismo

Debes aprender a decidir si tu tocado combina con la ocasión y con tu atuendo. Y es que no todos los eventos sociales, ni todos los vestidos quedan bien con un tocado.

  • Los tocados según el tiempo

El tipo de tocado que debemos usar viene definido entre otras cosas, por la estación y la hora del día a la que sea nuestro evento. Por ejemplo, durante el invierno, se recomiendan el fieltro, el terciopelo y los tonos más oscuros; mientras que durante el verano es mejor usar el algodón, la rafia y el lino y los tonos luminosos.

  • Cuestión de actitud

La elección de usar o no un tocado, también tiene que ver mucho con la actitud. Así, si creemos que no nos sentiremos cómodas con ellos, lo mejor es no usarlos. Igualmente, si hemos decidido usarlo, nuestro objetivo debe ser regresar a casa con él aún puesto, de forma que sea parte inalterable de nuestro look.

  • El tamaño importa

Y no solo el tamaño, sino también las proporciones del rostro, el cabello, el color de la piel y el traje. Por ejemplo, los tocados en tonos claros sientan mejor a las personas morenas y castañas, mientras que los oscuros, sientan mejor a las rubias.

Estos elementos son los que nos ayudarán a elegir el tocado correcto entre los muchos que encontraremos en tendencia en el mercado: con flores, diademas, turbantes de aspecto vintage, las coronas  estilo románticos y «chic», tocados de redecilla, horquillas y coronas…

Igualmente, e importante que el ala del sombrero haga sombra justo hasta la altura de los ojos de la persona que lo lleva.

  • Lado izquierdo o derecho

Esta duda aparece cuando hablamos de piezas ladeadas. En estos casos, haz de saber que deben colocarse en el lado derecho de la cara, dejando siempre el izquierdo despejado. Esto porque responde a una razón de mera etiqueta que explica que del lado izquierdo es en el que llevaremos a nuestro acompañante del brazo. En términos más modernos, se intenta dejar el lado izquierdo para poder hablar e interactuar con otros de forma más cómoda y libre.

  • Cuándo quitarse el tocado

Aunque te dijimos que si decides llevar tocado, debes volver con él  a casa, las normas de etiqueta si dictan algunos momentos del evento en el que podrás quitártelo. Por ejemplo, si vas a asistir a una boda, se recomienda dejarse el tocado al menos hasta el primer baile de los novios y luego quitárnoslos si nos hace sentir incomodas al interactuar con otros o cuando estemos a la mesa para comer.

  • Di no al disfraz

Lo importante es que al ponernos el tocado no parezca que estamos disfrazados. Es decir, puede ser un complemento ideal para darle vida a un atuendo muy sencillo, pero si de por si, nuestro vestido ya es muy llamativo, ponerle un tocado lo hará ver exagerado y de mal gusto. Lo mejor en estos casos es usar algo más discreto, o mejor nada, en el cabello.

  • Menos siempre es más

Sabemos que esta es la regla de oro en cualquier área de la moda. Por ejemplo, en el caso de los tocados, el cabello debe ser contenido. Es decir que no debemos peinarlo con volumen, si no más bien dejarlo suelto o en un sutil recogido.

Finalmente, recuerda que aunque las normas están para saltárselas, sobre todo ahora cuando la modernidad nos permite muchas libertades en cuanto a moda, es importante que al menos sigas los consejos para lucir divina con tu tocado.